Toxicidad de la cloroquina: lo que los médicos de urgencias necesitan saber

  • Porta AD, Bornstein K, Coye A, Montrief T, Long B, Parris MA. Acute chloroquine and hydroxychloroquine toxicity: A review for emergency clinicians. Am J Emerg Med. 2020 Jul 19 [Epub ahead of print]. doi: 10.1016/j.ajem.2020.07.030.

  • Informes clínicos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Dra. Jenny Blair | Informes Clínicos | 8 de julio de 2020

Conclusión principal

  • El tratamiento de la toxicidad por cloroquina o hidroxicloroquina puede precisar estabilización hemodinámica, control temprano de la vía respiratoria y monitorización cuidadosa de la glucemia y la potasemia.

Relevancia

  • Estos fármacos, en conjunto llamados aminoquinolinas, se han utilizado para prevenir o tratar la COVID-19, pese a datos dudosos sobre su eficacia.

  • Las notificaciones de toxicidad han tenido un repunte durante la pandemia.

    • La mortalidad consecutiva a toxicidad grave aguda por cloroquina puede llegar al 30%.

Detalles fundamentales

  • 2 a 3 g de cloroquina pueden ser mortales.

  • Estos fármacos son lipofilícos; rápidamente se absorben en el tubo digestivo, experimentan metabolismo por el citrocromo P450 y luego se excretan a través del riñón.

  • Múltiples efectos tóxicos consisten en: 

    • Bloqueo de los canales del sodio y el potasio con prolongación de PR, QRS y QT en el electrocardiograma; arritmias letales.

    • Hipopotasemia e hipoglucemia.

    • Ataxia, convulsiones.

    • Disminución del estímulo respiratorio, hipoxemia, edema pulmonar, riesgo de broncoaspiración. 

    • Síntomas oculares.

    • Trombocitopenia, agranulocitosis, coagulación intravascular diseminada.

  • No existen estudios que aborden el tratamiento de la toxicidad.

  • Las recomendaciones están basadas en opiniones de expertos y estudios de casos:

    • Interconsulta a control toxicológico en una fase temprana.

    • La intubación precoz y la ventilación mecánica pueden ser decisivas.

      • Evitar succinilcolina y barbitúricos.

    • Cristaloides y epinefrina para tratar la hipotensión.

    • Diazepam para tratar la hipotensión y las arritmias.

    • Dextrosa para tratar la hipoglucemia.

    • Potasio: monitorización estrecha pues puede ocurrir hiperpotasemia súbita; restituir a >4 mEq/l.

    • Evitar ondansetrón y fenotiazinas.

    • Carga de sodio con, por ejemplo, bicarbonato de sodio o solución salina hipertónica.

    • Valorar oxigenación mediante membrana extracorpórea (ECMO) y emulsión de lípidos por vía intravenosa.

  • Se ha comunicado que la hemodiálisis es ineficaz.

Diseño del estudio

  • Análisis descriptivo del tratamiento urgente de la toxicidad por aminoquinolina.