TCT 2019—El tratamiento de mantenimiento con ixazomib para el mieloma múltiple mejora la supervivencia sin progresión


  • Tara Haelle
  • Univadis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La SSP mejoró un 39 % en los pacientes con mieloma múltiple (MM) que tomaron ixazomib frente a placebo después de un autotrasplante de células madre (auto-TCM).

Por qué es importante

  • El 29 % de los pacientes interrumpe el tratamiento con lenalidomida, el único tratamiento de mantenimiento aprobado para el MM después del auto-TCM, por acontecimientos adversos (AA) relacionados con el tratamiento.

Diseño del estudio

  • Se trata del ensayo en fase III, doble ciego, controlado con placebo TOURMALINE-MM3 en el que se asignó de modo aleatorio a 656 pacientes con MM a recibir 3-4 mg del inhibidor del proteasoma (IP) por vía oral ixazomib (n = 395) o placebo (n = 261) después del auto-TCM los días 1, 8 y 15 de ciclos de 28 días.
  • El tratamiento se administró durante 2 años o hasta que se produjera progresión de la enfermedad/toxicidad intolerable.
  • Financiación: Takeda.

Resultados clave

  • A la mediana de 31 meses de seguimiento, la mediana de la SSP era significativamente más larga con ixazomib frente a placebo (26,5 meses frente a 21,3 meses; HR: 0,72; IC del 95 %: 0,58-0,89; P = 0,002).
    • El 54 % de los pacientes mostró progresión de la enfermedad.
    • La SSP mejoró de modo significativo en un 39 % con ixazomib.
    • Esto se observó entre los subgrupos en estadio III, con citogenética de riesgo elevado, con exposición a IP y sin exposición a ellos.
  • Las tasas de respuesta profundizaron con ixazomib frente a placebo (riesgo relativo: 1,41; IC del 95 %: 1,10-1,80; P = 0,004).
  • Un 12 % de los pacientes que recibieron ixazomib frente al 7 % de los que recibieron placebo pasaron de presentar enfermedad mínima residual a no presentarla.
  • La interrupción por AA se dio en el 7 % de los pacientes que tomaron ixazomib frente al 5 % de los que tomaron placebo. 
    • Se produjeron AA de grado ≥ 3 en el 42 % de los pacientes que tomaron ixazomib frente al 26 % de los que tomaron placebo, principalmente infecciones, trastornos gastrointestinales, neutropenia y trombocitopenia.
    • Un 27 % de los pacientes que tomaron ixazomib presentó AA graves frente al 20 % que tomó placebo.
    • Presentaron una nueva neoplasia maligna primaria un 3 % de pacientes en ambos grupos.

Lo mejor del congreso TCT 2019