Supervivientes de COVID-19 muestran disfunción neurocardiovascular y peor capacidad de ejercicio

  • Jenny Blair
  • Resúmenes de artículos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Conclusión práctica

  • Los pacientes que sobreviven a la COVID-19 grave presentan daños cardiacos, vasculares y neurológicos aproximadamente tres meses después del alta hospitalaria.
  • Se necesitan más estudios para determinar si estos cambios persistirán o durante cuánto tiempo.

Relevancia

  • El SARS-CoV-2 causa inflamación endotelial, que puede persistir más allá de la fase aguda de la enfermedad.
  • Los supervivientes de la COVID-19 se enfrentan a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, entre ellas la disfunción autonómica, pero los mecanismos fisiológicos no están claros.

Diseño del estudio

  • Estudio prospectivo que compara supervivientes de la COVID-19 con participantes de control no infectados (n = 38).
  • Aproximadamente tres meses después del alta, los pacientes se sometieron a estudios para evaluar:
    • Actividad del nervio simpático muscular.
    • Rigidez arterial, incluida la rigidez aórtica y carotídea y el grosor de la íntima media.
    • Función endotelial.
    • Flujo, conductancia y resistencia de la arteria braquial.
    • Morfología, función y rendimiento autonómico cardiacos.
    • Capacidad de ejercicio.
    • Estrés oxidativo.
  • Criterio de valoración: nacionalidad brasileña.
  •  Financiación: organizaciones gubernamentales y sin ánimo de lucro de Brasil; Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH).

Resultados fundamentales

  • Supervivientes de COVID-19 frente a participantes de control:
    • Mayor actividad nerviosa simpática muscular.
    • Mayor rigidez aórtica.
    • Mayor disfunción endotelial.
    • Menor capacidad de ejercicio.
    • Menores cifras de dilatación mediada por flujo de la arteria braquial inferior, flujo, relación E/e′ y consumo máximo de oxígeno.
    • Marcadores antioxidantes más bajos.
  • Los supervivientes con peor capacidad de ejercicio también tenían asociado:
    • Sobrecarga simpática.
    • Disfunción vascular.
    • Función diastólica reducida.

Limitaciones

  • El estudio se llevó a cabo en un momento en que las principales variantes de la COVID-19 eran beta y gamma.
  • La mayoría de los participantes eran hombres.