Sociedades científicas publican un consenso que busca mejorar el abordaje nutricional del paciente con cáncer


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) han publicado en sus respectivas revistas oficiales un consenso multidisciplinar para mejorar el abordaje nutricional del paciente con cáncer en la práctica clínica.

El consenso resuelve las principales dudas existentes alrededor de tres temas: soporte nutricional, nutrición parenteral y nutrición parenteral domiciliaria del paciente oncológico.

"El consenso da respuesta a las preguntas que los oncólogos se plantean a la hora de afrontar el manejo nutricional de los pacientes con cáncer y ayudará a mejorar este abordaje en la práctica clínica", ha indicado la miembro del área de Nutrición de la SEEN, Julia Ocón.

Por su parte, el miembro del Comité Científico Educacional de la SENPE, Alfonso Vidal Casariego, ha subrayado que "el panel multidisciplinar de expertos que ha redactado el documento establece pautas comunes de indicación, monitorización, requerimientos nutricionales y vías de acceso a la nutrición parenteral, cuando ésta resulta necesaria".

"Las alteraciones del estado nutricional en el paciente oncológico son frecuentes e impactan negativamente en el pronóstico del proceso tumoral. Pese a ello, la información centrada en el paciente sobre las recomendaciones nutricionales es limitada, por lo que nos pusimos a trabajar en la redacción de un consenso que sirviera de marco de referencia para los especialistas", ha explicado el representante de SEOM en el consenso, Juan Antonio Virizuela.

La presencia de desnutrición tiene un impacto negativo sobre la evolución de los pacientes oncológicos. Aumenta la presencia de infecciones, la estancia hospitalaria y el riesgo de mortalidad.

Su incidencia, además, aumenta según evoluciona la enfermedad: afecta a entre el 15 y el 20% de los pacientes en estadios iniciales, al 80% en la enfermedad avanzada y a entre el 80 y 90% en fase terminal.

Entre las principales recomendaciones del consenso se encuentran un cribado nutricional rutinario, en el diagnóstico y a lo largo de la enfermedad, para detectar el riesgo de desnutrición; la indicación de nutrición parenteral total cuando no es posible el uso del tubo digestivo y/o la alimentación oral o enteral no es suficiente o posible; y la necesidad de evaluar periódicamente y entrenar adecuadamente al paciente oncológico que recibe nutrición parenteral domiciliaria.

Además del consenso, las tres sociedades científicas han avalado el curso online “Nutrición en el paciente oncológico”, que aporta conocimientos teóricos completos y actualizados sobre nutrición, tanto por vía oral como parenteral y enteral, en el paciente con cáncer. La formación, de cuatro créditos y un año de duración, ha contado con más de mil alumnos inscritos de diferentes especialidades médicas.