Síndrome del túnel carpiano: ¿inyección de corticoide o férula nocturna?

  • Heather Mason

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Según un artículo publicado en Rheumatology, los pacientes con síndrome del túnel carpiano leve o moderado podrían beneficiarse más de un tratamiento inicial con una férula nocturna utilizada durante seis semanas que de recibir una inyección local de corticoide.

En el análisis se incluyó a 234 pacientes, de los cuales 116 recibieron una inyección de corticoide y 118 fueron tratados con una férula nocturna. Los resultados se evaluaron a los 12 y 24 meses mediante el Cuestionario de Boston sobre el Túnel Carpiano (BCTQ), la escala de calificación numérica de la intensidad del dolor de la mano/muñeca (NRS), el número de pacientes remitidos para tratamiento quirúrgico del síndrome del túnel carpiano y sometidos al mismo, y la utilización de asistencia sanitaria. Los investigadores también realizaron un análisis de la relación coste-utilidad.

Los resultados muestran que la tasa de respuesta a los 24 meses fue del 73 % en el grupo asignado a inyección de corticoide y del 71 % en el grupo tratado con férula nocturna. A los 24 meses, una mayor proporción del grupo tratado con inyección de corticoide fue derivada a cirugía (28 %) en comparación con el grupo asignado a férula nocturna (20 %). Asimismo, entre los pacientes que se sometieron a tratamiento quirúrgico hubo más pacientes del grupo que recibió inyección de corticoide que del grupo asignado a férula nocturna (22 % frente a 16 %). No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los grupos en cuanto a la puntuación de dolor en el BCTQ o la NRS a los 12 o 24 meses.

Además, la inyección de corticoide fue más costosa y conllevó menos años de vida ajustados a la calidad que la férula nocturna durante 24 meses.

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis UK.