Sin prescripción enfermera en ocho CC.AA., Ceuta y Melilla


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El sindicato de Enfermería Satse ha denunciado que, transcurridos más de dos años desde la entrada en vigor del real decreto conocido como ‘prescripción enfermera’, ocho comunidades autónomas siguen aún sin acreditar a sus enfermeras para que puedan vacunar de la Covid-19 “sin obstáculos burocráticos o administrativos”.

Las enfermeras de Aragón, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid y Murcia, así como en Ceuta y Melilla, “siguen sin contar aún con el respaldo legal necesario” para que, una vez acreditados, puedan indicar y usar medicamentos con todas las garantías y seguridad jurídica, caso, por ejemplo, de las vacunas contra el coronavirus.

Por el contrario, Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Navarra sí han reflejado en su regulación autonómica lo estipulado en el Real Decreto que regula desde 2018 en España la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de las enfermeras. Por ello, ha pedido a las comunidades que, “de una vez por todas”, den una “rápida solución” a un problema que perjudica por igual a los profesionales y a las personas atendidas en los centros sanitarios y sociosanitarios.

Falta de voluntad política para cumplir la prescripción enfermera

Según el sindicato, el incumplimiento de la norma estatal se debe a una “clara falta de voluntad política y de reconocimiento” al desarrollo profesional a las enfermeras. La tramitación administrativa es “tan sencilla y rápida” que podría hacerse realidad en unos días.

Además, Satse ha subrayado que, en el caso de Aragón, Asturias, Castilla y León Extremadura y La Rioja se cuenta, al menos, con un borrador de la regulación, si bien en Galicia, Madrid y Ceuta y Melilla “está aún pendiente”. En el caso de Murcia sigue también pendiente a pesar de existir un compromiso expreso del presidente autonómico para que estuviese resuelto en el pasado mes de octubre.

Según el sindicato, la falta de regulación es “especialmente grave” a pocos días del comienzo de la vacunación Covid-19. Cuando las enfermeras no están acreditadas para indicar, utilizar y autorizar la dispensación de fármacos, como las vacunas, el proceso se realiza con “más lentitud, burocracia e ineficacia”. Además, supone “más problemas y esperas para los pacientes y, por supuesto, para las enfermeras que no tienen aún acreditada una actuación asistencial que realizan de forma habitual”, ha apuntado Satse.