Ser o no ser… médico en España

  • Dr.Miguel Álvarez Deza

  • Editorial
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Según un informe que el Ministerio de Sanidad encargó en 2018 a la Universidad de Las Palmas, y que se revisó el año pasado, España necesita 11.136 médicos para cubrir las necesidades del Sistema Nacional de Salud este año 2020. 

El informe trabaja con predicciones, utilizando las cifras de médicos que están haciendo la residencia MIR y las proyecciones poblacionales que realiza el Instituto Nacional de Estadística. El proyecto debe ser a 10 o 12 años vista, tiempo que transcurre desde que un estudiante de Medicina entra en la facultad y acaba el MIR, requisito indispensable para ejercer en España.

La cifra final de futuros médicos es un equilibrio entre las necesidades de personal  y la capacidad formativa de las comunidades autónomas. A más dinero, más capacidad para enseñar y contratarlos posteriormente.

El número de plazas MIR se decide entre el departamento de Recursos Humanos del Ministerio, las comisiones nacionales de las especialidades y los recursos humanos de cada comunidad autónoma, teniendo en cuenta la capacidad docente de las universidades.

España es el segundo país del mundo, por detrás de Corea del Sur, con más facultades de Medicina, cada año se gradúan siete mil médicos en las 41 facultades de medicina. Este año, el número total de aspirantes al MIR fueron 16.176, pero se ofertaron 7.512 plazas. Lo que conlleva la generación, año tras año, de una bolsa de licenciados sin acceso a la formación especializada.
 
Las perspectivas laborales y el bajo sueldo provoca que los médicos busquen trabajo fuera de nuestras fronteras. En los últimos nueve años se han expedido 27.500 certificados de idoneidad, uno de los requisitos para trabajar en el extranjero. Los especialistas que más se fueron el año pasado fueron, precisamente, los más necesarios ahora: médicos de familia, anestesistas y pediatras.
 
La atención primaria es la que hace el triaje a los pacientes, la que deriva a los especialistas, la que trata a largo plazo a los enfermos crónicos. La OMS estima que, de todo el presupuesto, debe dedicarse a esta especialidad el 25%. España destina el 14%.
 
Actualmente hay un déficit de 11.136 médicos que debió de corregirse con los planes laborales de medicina de hace una década, en la que había un gobierno socialista. El actual Gobierno debería estar haciendo los deberes para corregir la falta de más de 25.000 médicos en el año 2030, mucho más del doble que ahora mismo.
 

El Dr.Miguel Álvarez Deza es médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.