SEOM 2018 - Comentario de experto – Cómo determinar qué pacientes con cáncer de pulmón se beneficiarán de la inmunoterapia


  • Paz Gómez Polledo
  • Resúmenes de Congresos en Oncología
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Dr. Martín Lázaro Quintela, facultativo especialista en Oncología Médica en el Complejo Universitario de Vigo, Pontevedra. Vocal de la Junta Directiva de SEOM y miembro del comité científico SEOM 2018.

  • «Lo que actualmente está más en boga en el cáncer de pulmón es la inmunoterapia. Los nuevos fármacos que se están utilizando intentan desenmascarar a las células tumorales para que nuestro propio sistema inmunitario actúe contra ellas. El problema que ello supone, y que se va a abordar en las sesiones, es que tratamos a muchos pacientes que no se benefician o se benefician muy poco. ¿Y cuál puede ser la mejor forma de seleccionar a los pacientes que se beneficiarían más?: ¿por características clínicas? ¿por las características del tumor? ¿por biomarcadores?»
  • «Todos estos tratamientos de inmunoterapia que empezaron en la enfermedad avanzada y, concretamente, después del fracaso de la quimioterapia, han ido adelantando puestos y ya se utilizan también en la primera línea, una vez diagnosticado el paciente, en determinadas situaciones, y también se están empezando a usar en tratamientos con intención curativa, por ejemplo, después de la quimioterapia o radioterapia o incluso antes de la cirugía –como en el estudio ANALIM, del Grupo Español de Cáncer de Pulmón, en el que se da un tratamiento previo a la cirugía y se ha visto que obtiene buenos resultados».
  • «Otra de las vías que más se está utilizando en el tratamiento del cáncer de pulmón es el de las vías moleculares y la señalización concreta de una vía molecular contra la que podamos actuar. Esto ya comenzó hace algunos años con fármacos como gefitinib, erlotinib, afatinib, etc., para una vía muy concreta, que es la del EGFR, y ahora se van seleccionando mejor otras vías alternativas».
  • «Por ejemplo, en el Congreso Mundial de Cáncer de Pulmón que finalizaba esta semana en Toronto han propuesto utilizar en determinadas alteraciones muy concretas fármacos como poziotinib, que obtienen un porcentaje importante de respuestas; o como los fármacos que inhiben el NTRK, de los que se ha visto que en pacientes con alteraciones de Ros 1 producen respuestas cercanas al 80%, incluso con una actividad muy importante por encima del 50% en pacientes que tienen afectación cerebral».
  • «Algunas nuevas combinaciones de tratamiento de inmunoterapia conllevan la determinación de una alteración que todavía no está implementada en la práctica clínica diaria, como es el TMB (tumor mutational burden), que parece indicar en qué pacientes un tratamiento combinado con un inhibidor del NTRK puede ser más efectivo que la monoterapia o incluso que la quimioterapia sola».
  • «Todos estos tratamientos dirigidos a alteraciones específicas se hacen basados en determinaciones de alteraciones moleculares que a veces son complicadas de hacer y que no todos los centros las hacen; pero poco a poco se van haciendo en más sitios y se van creando centros de referencia a donde se puede solicitar esas determinaciones. Ahora también se está haciendo la biopsia líquida, en sangre, para detectar las alteraciones en el ADN que son susceptibles de recibir estos tipos de tratamientos, sin tener que hacer una biopsia de tejido, que a veces puede ser complicado, y sin suponer comorbilidad para el paciente».
  • «Resumiendo, lo fundamental es que estas determinaciones nos van a ayudar a identificar y seleccionar mejor qué pacientes se pueden beneficiar con cada fármaco diferente».