SEMERGEN pide eliminar el visado a los anticoagulantes orales para que todos los pacientes puedan beneficiarse de ellos


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) ha publicado un documento de posicionamiento sobre el uso de los anticoagulantes orales de acción directa (ACOD) en el que, entre otros aspectos, solicita la eliminación del "obsoleto" visado que tienen estos fármacos para que todos los pacientes que lo necesiten puedan recibirlos, como así lo recomiendan las guías de práctica clínica.

En España la prescripción de estos medicamentos está supeditada a la gestión de un visado de inspección, el cual recoge las condiciones clínicas incluidas en el Informe de Posicionamiento Terapéutico (IPT) de la Agencia Española del Medicamento. No obstante, las comunidades autónomas, al tener transferidas las competencias de Sanidad, imponen "diversas medidas de restricción" en la prescripción de los ACOD, lo que hace que muchos pacientes no puedan recibirlos.

Aunque se han publicado diversos estudios clínicos y de práctica clínica en los que se ha demostrado la efectividad, eficacia y seguridad de los ACOD frente al tratamiento actual (Sintrom) en pacientes con fibrilación auricular, todavía un tercio de los afectados y con indicación clara de anticoagulación no los está recibiendo. Además, tal y como ha denunciado el presidente de SEMERGEN, José Luis Llisterri, en Asturias, Castilla-La Mancha, La Rioja y Canarias los médicos de familia no pueden iniciar el tratamiento.

"Actualmente no hay ninguna duda de que los ACOD son, ya no una alternativa, sino un mejor tratamiento que los antagonistas de la vitamina K en pacientes con fibrilación auricular no valvular con indicación de anticoagulación. Recientes estudios demuestran que en aquellos lugares donde se prescriben más ACOD, la incidencia de ictus ha disminuido", apunta, por su parte, el cardiólogo del Hospital La Paz de Madrid, Carlos Escobar.

Al mismo tiempo, a pesar de que estos tratamientos son más caros, se ha visto que a medio plazo, y valorando al paciente en su conjunto, son "más baratos" que los antagonistas de la vitamina K. "Todos los estudios han evidenciado que son más baratos y que disminuyen el riesgo de eventos como, por ejemplo, los ictus", ha añadido este especialista.

Del mismo modo se ha pronunciado el presidente de la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC), Juan Manuel Ortiz, quien ha recordado que el 40% de los pacientes tratados con Sintrom están "mal anticoagulados" y un porcentaje muy alto está en riesgo de padecer un ictus. "Los ACOD solucionan la vida de los pacientes en cuanto a confort, salud y seguridad se refiere. El único problema que hay es el económico", ha lamentado.