Sanidad ya baraja un primer borrador para la reforma de la AP


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Durante la reunión mantenida con los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas para conocer el avance de la elaboración del documento de consenso de la Atención Primaria, se ha podido adelantar ya un primer borrador del mismo.

Tal y como se ha informado desde el Ministerio de Sanidad, dicho borrador está estructurado en seis estrategias: reforzar el compromiso del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social con el liderazgo de la Atención Primaria, consolidar una política presupuestaria y de recursos humanos que garantice la efectividad y la calidad de la AP y mejorar la capacidad resolutiva y la coordinación con el resto de ámbitos asistenciales, servicios e instituciones.

En cuanto a las otras tres estrategias estas se refieren a potenciar el uso de las tecnologías médicas de la información y la comunicación, reforzar la orientación comunitaria, la promoción de la salud y la prevención en la AP y, finalmente, impulsar la formación y la investigación en AP.

Cabe recordar que este es un texto inicial y provisional, abierto a modificaciones y a las diferentes aportaciones que se puedan plantear en los próximos encuentros programados hasta su aprobación definitiva, que tendrá lugar en un futuro Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que está previsto que se celebre durante la primera quincena del mes de abril.

La valoración de los consejeros

Si bien la mayoría de los consejeros autonómicos se han mostrado satisfechos por el consenso alcanzado entre todos para mejorar la situación de los profesionales de la AP, el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, avisaba de que la intención no es crear un documento académico sobre el futuro de la AP, sino de uno que ayude a resolver sus problemas, la refuerce y la potencie. Del mismo modo se ha pronunciado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, quien ha subrayado la importancia de que Sanidad coordine la elaboración del documento y, posteriormente, las comunidades autónomas vayan adoptando todas las propuestas necesarias para dar “la dimensión que la AP merece” en cada región y, también, a nivel nacional.

Por su parte, el consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles, ha recordado que “no hay soluciones mágicas” para el actual problema que presenta la Atención Primaria y ha avisado de la importancia de que se arbitren soluciones conjuntas para toda España con el fin de evitar “trampas” entre comunidades, o “guerras” entre consejeros, para atraer a profesionales a las regiones en detrimento de otras.

La labor de los grupos de trabajo

Además del propio borrador, durante la reunión también se ha informado a los representantes de los sistemas sanitarios autonómicos de los trabajos realizados en relación con esta iniciativa. De hecho, a la misma se ha convocado también a los representantes de los otros dos grupos de trabajo que han participado en la elaboración del documento, bajo la coordinación de los especialistas en Atención Primaria Amando Martín Zurro y Andreu Segura Benedicto. En un segundo encuentro están convocados el grupo de profesionales, integrado por representantes de sociedades científicas, colegios profesionales y sindicatos de profesiones relacionados con la Atención Primaria.

Respecto a otros aspectos del documento que se han debatido en esta reunión están las posibles medidas para combatir la precariedad y la temporalidad que sufren los profesionales del primer nivel asistencial.

Igualmente, el borrador aborda otras cuestiones como dimensionar las plantillas de profesionales con unos criterios que garanticen que los cupos de pacientes estén en relación con las características demográficas y epidemiológicas de la población. A ello se suman otros aspectos, como introducir la Medicina de Familia en la formación universitaria de los médicos, necesaria para obtener su graduación, así como poner en marcha programas de rotación en Medicina de Familia de otras especialidades durante el MIR.