Sanidad trabajará con autonomías, expertos, pacientes y medios de comunicación en su nueva estrategia contra el suicidio


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha anunciado que su departamento pondrá en marcha cuatro grupos de trabajo con el objetivo de recoger las aportaciones necesarias para avanzar en la nueva Estrategia de Salud Mental y, especialmente, contra el suicidio.

Durante su intervención en una jornada celebrada con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, Carcedo explicó que su intención es que comunidades autónomas, sociedades científicas y profesionales, medios de comunicación, usuarios y pacientes, den sus testimonios y consejos para poner en marcha distintas iniciativas.

La propuesta que sí está ya decidida es el desarrollo de una red de atención telefónica coordinada para mejorar el abordaje a la persona con conducta suicida. En este sentido, Carcedo comentó que existe evidencia científica de que los teléfonos de ayuda tienen un "impacto positivo sobre la urgencia suicida".

También es importante, como medida de prevención, dar visibilidad a los casos que se producen en España a diario. En su intervención, indicó que más de 18.000 personas podrían sufrir cada año las consecuencias trágicas y traumáticas de vivir un suicidio. Solo en 2017, 3.500 personas se suicidaron en el país, siendo esta la principal causa de muerte por causas externas en España. Mientras, en todo el mundo, las muertes por esta causa no dejan de aumentar y rondan actualmente las 800.000.

"El suicidio y las tentativas de suicidio constituyen uno de los mayores problemas de salud pública en todo el mundo. Afecta a todos los países y a todas las edades", declaró Carcedo, para indicar que dentro de esta conducta suicida hay un elemento común que es un trastorno de salud mental.

Por ello, defendió "visibilizar la realidad del suicidio y romper el tabú que todavía hay a su alrededor". "Es una de las medidas que debemos llevar a cabo y en la que todos, en mayor o menor medida, podemos actuar", apuntó, añadiendo que "la prevención del suicidio se ha convertido en un objetivo prioritario de las políticas sanitarias".