Sanidad recuerda que todos los nacidos desde 1970 deberían vacunarse contra el sarampión


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha recordado que todos los nacidos a partir del año 1970 que no se hayan vacunado o no hayan contraído el sarampión deben acudir a su centro de salud para ser vacunados. No necesitan la vacuna aquellas personas que ya contrajeron la enfermedad en algún momento, pues ya están inmunizados.

Así se contempla en el Calendario Común de Vacunación a lo largo de toda la vida, aprobado el pasado noviembre en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). Además, según han precisado fuentes ministeriales, la Comisión de Salud Pública del Ministerio está discutiendo con las comunidades autónomas implementar nuevas medidas en el Plan de Prevención contra el Sarampión.

Estas mismas fuentes apuntan que el Ministerio está de acuerdo con la recomendación de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) de vacunar a todas las personas que tienen entre 40 y 50 años, tal y como adelantó su presidente, Pere Godoy.

Según puntualizó Godoy, resulta más económico vacunar a toda la población en este grupo de edad y el riesgo de vacunar a gente ya inmunizada es nulo. "No solo estamos de acuerdo, si no que refuerza una de las medidas ya incluidas en el Calendario Común de Vacunación a lo largo de la vida", han comentado desde el Ministerio.

En un informe publicado el 12 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) constató que el aumento de casos de sarampión en Europa que comenzó en 2018 ha continuado en 2019, con aproximadamente 90.000 casos notificados durante la primera mitad del año. Esta cifra ya es superior a la registrada para el conjunto de 2018 (84.462).

España ha registrado 233 casos de sarampión confirmados entre el 1 de enero y el 21 de julio de 2019, lo que supone 7 más que en todo el año anterior, pero todos ellos son importados o secundarios, según datos de Sanidad. España es un país libre de transmisión endémica del sarampión desde 2016 y de la rubéola desde 2015.