Sanidad publica pautas para no confundir los síntomas de la alergia primaveral y la EPOC con COVID-19


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Ministerio de Sanidad ha publicado varias infografías para que la población no confunda los síntomas de la alergia primaveral y de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con los de la COVID-19.

En concreto, para las personas que padecen alergia durante la primavera, el departamento que dirige Salvador Illa recuerda que no son más propensas a contagiarse del virus, si bien reconoce que su sintomatología puede confundirse con la enfermedad.

Así, recuerda que los síntomas más frecuentes de la alergia primaveral (estornudos, rinitis, conjuntivitis o crisis asmáticas) remiten con los antihistamínicos, empeoran cuando se está al aire libre y mejoran en casa y no cursan con fiebre. Además, señala que los broncodilatadores ayudan a remitir el asma.

Por ello, recomienda lavarse frecuentemente las manos, evitar ventilar la casa entre las 12 y las 17 horas, seguir los tratamientos prescritos para la alergia o el asma, contactar con los profesionales sanitarios si se está recibiendo una vacuna inyectada y no se pueden administrar algunas dosis en el centro de salud, y, en el caso de las vacunas sublingual para la alergia, continuar administrándosela del mismo modo.

Para las personas con EPOC, de Sanidad les aconseja que, durante la pandemia de COVID-19, sigan las recomendaciones para la población general y, además, mantengan una buena hidratación, no fumar, realizar los ejercicios respiratorios recomendados, mantenerse activo durante el confinamiento y, en el caso de tener oxígeno en casa o un aparato de ventilación mecánica no invasiva, seguir utilizándolo de la forma indicada por el profesional de referencia.

Finalmente, Sanidad ha publicado un documento con recomendaciones para pacientes anticoagulados, en el que destaca la importancia de que continúen con su medicación habitual, se la tomen a la misma hora y no cambiar por su cuenta la dosis; permanezcan conectados a su entorno social; y mantengan las medidas de prevención frente a la COVID-19.

Además, les aconseja llevar una vida "regular y ordenada"; seguir una dieta variada y equilibrada, controlando la ingesta de alimentos ricos en vitamina K y evitando los preparados de herboristería, alcohol y tabaco; no faltar a la cita rutinaria con el médico; comunicar al profesional sanitario si se sangra o aparecen hematomas; y contactar telefónicamente con el profesional de referencia si se tiene alguna duda.