Sanidad plantea ampliar la compra centralizada hasta 25.000 productos para ahorrar 500 millones


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo,  ha presentado a las  Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas la incorporación a la plataforma web de compra centralizada del Sistema Nacional de Salud (SNS) del nuevo Catálogo de Bienes y Servicios, que  ofrece hasta 25.000 artículos entre medicamentos y productos sanitarios.  Según ha avanzado la ministra, antes de la reunión con los representantes autonómicos, se prevé que este nuevo catálogo ahorre “más de 500 millones de euros”.

Carcedo ha destacado los beneficios de la descentralización en la configuración del Sistema Nacional de Salud, así como “el papel del Ministerio en poner en marcha herramientas de coordinación e impulso de este modelo”, como el nuevo paso que se da en la mejora de la contratación centralizada.

El portal de compras centralizadas se basa en una plataforma web de información y colaboración entre los agentes implicados y el catálogo de bienes y servicios de contratación centralizada.

La plataforma de información, según ha explicado el Ministerio,  es un entorno web en el que “de manera transparente, anónima y abierta se puede acceder a toda la información correspondiente a la iniciativa de compras centralizadas para el Sistema Nacional de Salud (noticias, normativa, expedientes tramitados, preguntas frecuentes, etc.)”. Incorpora, además, un foro virtual corporativo, a través del cual los distintos agentes pueden interactuar en tiempo real para compartir problemáticas y buenas prácticas, “lo que facilitará la colaboración en aspectos como la definición del catálogo, elaboración de expedientes de contratación, criterios de adjudicación, etc”.

Por su parte, el catálogo de bienes y servicios de contratación centralizada que se integra en la plataforma incluye cerca de 25.000 artículos (tanto medicamentos como productos sanitarios) catalogados de forma estructurada y jerarquizada. La estructura del catálogo permite en un futuro incorporar también servicios sanitarios.

Esta herramienta “contribuirá a la mejora de las estrategias conjuntas  de aprovisionamiento, incorporando al sistema de contratación centralizada un lenguaje único para la definición de ítems de forma simple y accesible”.

La iniciativa de Compras Centralizadas para el SNS arranca de los acuerdos del Pleno del Consejo Interterritorial del SNS (CISNS) de 18 de marzo de 2010 que acordó el establecimiento de un procedimiento de compras agregadas para el conjunto del SNS. Recientemente  el propio CISNS, en su sesión de 15 de noviembre de 2018, acordó el impulso a la compra centralizada de medicamentos, productos y servicios sanitarios, como medida de racionalización, cohesión y eficiencia en el SNS.

Desde 2013, se han realizado 15 licitaciones por un importe superior a los 2.700 millones de euros habiendo generado unos ahorros de unos 237 millones., lo que equivale “a la construcción de un hospital para atender a 300.000 personas”, ha asegurado la ministra.

Se han licitado medicamentos no sujetos a patente (antieméticos, antianémicos, antivirales, inmunoestimulantes, miorelajantes, etc.), medicamentos sujetos a patente (factor VIII recombinante, epoetinas, inmunosupresores, antirretrovirales) y productos sanitarios (guantes, gasas, vendas, tiras reactivas de glucosa, absorbentes, implantes intraoculares, prótesis traumatológicas de cadera y hombro).

Actualmente está en trámite y pendiente de adjudicación, una licitación de factor VIII recombinante, estando previsto en los próximos meses, iniciar compras centralizadas de epoetinas, antivirales, medicamentos L01 (anticancerosos) y S01 (terapia ocular), desfibriladores y marcapasos.

En las licitaciones realizadas hasta ahora han participado 13 Comunidades Autónomas además del Ministerio de Defensa, Ministerio del Interior y el propio Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, la entidad que impulsa esta iniciativa.

Como ha resaltado María Luisa Carcedo “permite también la adquisición de compra de tecnologías y servicios en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, para producir ahorros interesantes y destinarlos a otras necesidades”.