Sanidad incorpora a 50.000 sanitarios a los equipos asistenciales


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Ministerio de Sanidad ha incorporado a 50.000 profesionales sanitarios a los equipos asistenciales de las diferentes comunidades autónomas, de los cuales 7.633 médicos son residentes R4 y R5 de todas las especialidades, que verán prorrogado su contrato para continuar desarrollando su labor en los servicios de salud.

A ellos se suman casi 11.000 profesionales médicos y de enfermería que realizaron pruebas selectivas especializadas y que, habiendo superado la puntuación, no recibieron la adjudicación de una plaza. Además, 14.000 médicos y enfermeros jubilados en los dos últimos años podrán incorporarse en función de las necesidades asistenciales. Están también disponibles para prestar tareas de apoyo sanitario 10.200 estudiantes de Enfermería y 7.000 estudiantes de Medicina de último curso.

En una rueda de prensa celebrada junto al vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha querido mostrado el compromiso del Gobierno para "reforzar" el sistema sanitario público, con el objetivo de "contener cuanto antes" la crisis y "ganarle más pronto que tarde la batalla al virus".

"Esta amenaza excepcional ha permitido constatar que la buena imagen de nuestro sistema sanitario, considerado como uno de los mejores del mundo, no era una leyenda, tiene una fama más que justificada", ha reivindicado, situando a los sanitarios como su "valor más esencial".

A estas medidas de fortalecimiento de materiales técnicos y de profesionales, el ministro ha destacado que se suma el apoyo financiero que el Gobierno va a prestar a las comunidades para hacer frente a los gastos extraordinarios que genera esta situación "excepcional".

Así, de la partida extraordinaria aprobada en el último Consejo de Ministros, se va a iniciar en las próximas horas, la distribución de una primera cantidad de 210 millones de euros que ayuden a los gobiernos autonómicos a contar con una respuesta rápida para las acciones más urgentes. La asignación a cada territorio se hará en función del número de afectados y de la población.

También se han agilizado las gestiones para que, en los próximos días, comiencen a llegar los primeros contingentes de test rápidos y ampliar el número de controles a la población más vulnerable y a colectivos de personas que se encuentran en su domicilio con sintomatología leve. Del mismo modo, se están llevando a cabo tres ensayos clínicos para luchar contra el Covid 19: dos de ellos para enfermos graves y un tercero para pacientes en nivel precoz y como profilaxis. "Se trata aun de primeros pasos, pero tenemos esperanza en que puedan dar buenos resultados", ha subrayado Illa.

Respecto al material sanitario, Illa ha aclarado que el Gobierno no ha realizado ninguna incautación de mascarillas ni otro material técnico, como así lo ha señalado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sino que ha ido recibiendo información de las existencias, realizando adquisición mediante compras o donaciones y redistribuyendo entre los diferentes territorios.

Hasta ahora se han recogido, procedentes de compras y donaciones, más de millón y medio de mascarillas quirúrgicas, cantidad que se verá incrementado de manera notable en los próximos días. La compra centralizada está diseñada para cumplir tres objetivos: reforzar los procesos de compra de las comunidades, la distribución para cubrir necesidades acuciantes de la población y los profesionales y organizar la capacidad de producción a nivel nacional e internacional.

"La adquisición del material por parte del Gobierno, en cualquier caso, no impide que las comunidades autónomas y otros agentes sanitarios puedan comprar más "si así lo estiman oportuno", ha precisado el ministro de Sanidad, para recalcar que, sobre la redistribución de material de unas comunidades a otras, se hacen "solamente en casos estrictamente necesarios", para que los productos de seguridad "estén donde más hacen falta". Al respecto, ha resaltado la "buena colaboración con todos los consejeros autonómicos".

"Vamos a seguir trabajando para que todo el material sanitario esté cuando sea necesario, donde sea necesario. Vamos a dejarnos toda la piel", ha añadido, mostrando su "confianza" en la organización asistencial por parte de las comunidades autónomas para atender de la mejor forma posible a los pacientes, teniendo en cuenta sus recursos. "El Ministerio les apoya proporcionándole más medios y dando opinión cualificada de expertos si así lo disponen", añadió.

El ministro insistio en que los próximos días van a ser aún mas duros. "Seguiremos viendo un incremento de casos mientras nos vamos acercando al pico en los próximos días. Vienen los días más duros, estamos viendo y seguiremos viendo lamentablemente un incremento de casos. Es verdad, hay que decirlo con claridad, van a venir días duros y complicados", manifestó.