Sanidad, el departamento que más crece en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El secretario general de Sanidad y Consumo, Faustino Blanco, y el subsecretario de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Alfredo González,  han comparecido en el Congreso de los Diputados para presentar en la Comisión de Sanidad el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019. De aprobarse los PGE, el presupuesto del Ministerio ascenderá a 3.133,56 millones de euros. De ellos, 364,87 millones se destinarán a Sanidad y Consumo (un 9,64 por ciento más que en 2018) y 2.716,50 millones de euros a Servicios Sociales (un 47,3 más). El resto corresponde a la Subsecretaria de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para servicios generales. Faustino Blanco ha señalado que se trata de unos presupuestos que “apuestan por la recuperación de derechos sociales y por favorecer la cohesión”.

Por su parte, Alfredo González ha afirmado que los PGE 2019 son unos presupuestos “para la modernización de la economía, la dignidad del empleo, la recuperación de derechos sociales y la mejora de los servicios públicos esenciales”. En el caso del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, se traduce en un crecimiento del 40,8 por ciento de su presupuesto para 2019. “Se convierte así en el departamento que más crece, con un incremento de 908 millones de euros”.

El secretario general de Sanidad ha destacado el programa de Atención Primaria, con el que se pretende fortalecer este nivel asistencial en todo el SNS; el Programa de Atención Hospitalaria, dirigido a mejorar la accesibilidad de los pacientes y avanzar en calidad y seguridad al estandarizar la mayor parte de los procesos clínicos; y la formación especializada como “elemento fundamental para garantizar el altísimo nivel de nuestros profesionales sanitarios cuyo modelo formativo es un referente a nivel mundial”.

Una de las novedades en las que ha insistido ha sido la eliminación de los copagos en la prestación farmacéutica para pensionistas con rentas anuales inferiores a 11.200 euros y personas perceptoras de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo. “Se da cumplimiento así a las recomendaciones del Defensor del Pueblo” ha dicho. Se estima que la medida beneficiará a 7,8 millones de personas.

Por otro lado, Faustino Blanco considera “prioritario” continuar garantizando la cobertura sanitaria universal lograda con la publicación del RD 7/2018, de 27 de julio, sobre acceso universal al Sistema Nacional de Salud. “El actual Gobierno de España considera imprescindible y justo consolidar un sistema sanitario y social público, universal, equitativo y de calidad, capaz de hacer efectivo el derecho a la salud y la protección social como derechos fundamentales y construir un modelo de sociedad cimentado en la solidaridad”, ha manifestado Blanco. “Por ello -ha continuado- se garantiza la universalidad de la asistencia sanitaria en las mismas condiciones para todas las personas que se encuentren en el Estado español”.

El secretario general de Sanidad y Consumo ha explicado además algunas de las líneas de trabajo que va a desarrollar la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) “orientadas a dar mayores garantías en cuanto a la accesibilidad a medicamentos de calidad, seguros y eficaces”.  Entre ellas, la puesta en marcha de un Plan que promueva el correcto abastecimiento de medicamentos al mercado; el II Plan Nacional de Acción sobre Resistencia de Antimicrobianos; 3ª Estrategia de Lucha contra los Medicamentos Falsificados; e incrementará su actividad ante la aplicación de los Reglamentos de Productos Sanitarios, publicados en mayo de 2017, que aumentan las garantías en seguridad.

Personal y Fondo de Cohesión

Alfredo González, por su parte, ha afirmado que “estas cuentas demuestran que es posible mantener la senda de estabilidad y a la vez desarrollar políticas para que los beneficios del crecimiento económico puedan llegar al conjunto de la ciudadanía, especialmente clases medias y colectivos más vulnerables y castigados por la crisis económica”. El subsecretario ha explicado que a la Subsecretaría de Sanidad, Consumo y Bienestar Social compete la gestión de las tecnologías de la información. Esto incluye, entre otras medidas, la consolidación del proyecto de receta electrónica; la extensión del proyecto de historia clínica digital; el desarrollo del proyecto de verificación de medicamentos con especial foco en la seguridad del paciente; la evolución del sistema de información de usuarios de servicios sociales; y el fin del copago farmacéutico en el colectivo de pensionistas.

En su intervención y con respecto al capítulo de personal, el subsecretario ha señalado que contará con una dotación de 58,23 millones de euros, es decir 2,40 millones más, lo que supone un 4,30 por ciento de incremento respecto al ejercicio 2018. Esta mayor dotación de debe a dos circunstancias, tal y como ha señalado, “por un lado al incremento de las retribuciones del personal  previsto en el Real Decreto-Ley 24/2018 por el que se aprueban  medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público; y por otro, al inicio de un proceso de recuperación de efectivos que había perdido el Ministerio en un número muy importante en los últimos años. En concreto: 1.363 desde 2011 y 474 en los últimos 5 años”.

Por último, Alfredo González ha incidido que para el desarrollo de políticas de Sanidad las CCAA van a recibir del Ministerio inicialmente 15,73 millones de euros, “que además se incrementarán a lo largo del ejercicio con la aportación de la industria farmacéutica por volumen de ventas a través de receta del SNS”. Asimismo, figura en el Presupuesto la partida del Fondo de Equidad y de Cohesión Sanitaria con 3,76 millones de euros.