Resultados de la encuesta sobre COVID-19 a médicos españoles

  • Dr. Miguel Álvarez Deza

  • Editorial
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Médicos de todo el mundo han puesto en riesgo su salud física y mental en la lucha contra la pandemia del Covid-19. Alrededor de 7.500 médicos de 8 países (Estados Unidos, Brasil, México, Francia, Alemania, Portugal, España y Reino Unido) contestaron una encuesta para Medscape en la que se preguntó sobre los diferentes esfuerzos realizados para salvar a los pacientes mientras sufrían por sus propias vidas. Muchos se sintieron más solos que nunca, algunos cambiaron su punto de vista sobre la medicina y su profesión.

En España participaron 400 médicos (4,9%), un 58% hombres y un 42% mujeres entre el 9 de junio y el 20 de julio de 2020.

Ejercicio profesional: presencialidad frente a vía telemática

En cuanto al ejercicio profesional el 34% nunca cesó su actividad y el 51% ya la ha retomado.

El 68% de los facultativos españoles trataron de forma presencial a pacientes sospechosos o confirmados de Covid-19 y un 14% lo hicieron de forma telemática. Cuando empezó la pandemia el 73% de los médicos en España, al igual que sus colegas del Reino Unido, ya estaban atendiendo a pacientes contagiados.

Ya con los primeros casos en España, el 59% de los médicos estaban asignados para tratar pacientes directamente mientras que a nivel mundial había un 55% de voluntarios. Si tuvieran que volver a decidir si iban a tratar a pacientes con Covid-19, el 82% respondió de forma afirmativa.

Contagios, protección individual e impacto psicológico y social

En cuanto al lugar de trabajo, tres de cada cuatro médicos españoles se sintieron sobrepasados al igual que sus colegas mejicanos. Asimismo el 67% reconoció que habían tratado  a los pacientes infectados sin la protección adecuada, un porcentaje superior al registrado en otros países. Y hasta un 65%  de los facultativos eran conscientes de que estaban poniendo en riesgo su propia seguridad personal al atender las urgencias por Covid-19.

El  20% de los sanitarios encuestados fue diagnosticado con la infección, la mayoría mediante test, lo que contrasta con el 5% de diagnósticos en médicos de Estados Unidos. No en vano, España es el país con más sanitarios contagiados, cerca de 60.000.

Uno de cada cuatro facultativos tuvo algún familiar directo diagnosticado con Covid-19. Otros países en los que también hubo familiares contagiados fueron Brasil, Francia, México y Reino Unido.

Sin embargo, el 73% de esos familiares contagiados no necesitaron ingreso hospitalario.
A nivel mundial, no hubo fallecimientos entre familiares, amigos o colegas.

Los médicos españoles, franceses y alemanes han reconocido que sus salarios no se han visto mermados desde que comenzó la pandemia.

El 68% de los médicos españoles declararon que habían experimentado agotamiento, burnout, de forma muy intensa. En el resto de países fue del 64%.

En nuestro país el 43% de los sanitarios considera que en sus lugares de trabajo se ofrece ayuda para el sufrimiento y el estrés.

En cuanto a los hábitos alimentarios en España durante el confinamiento los facultativos no comieron más que antes y bebieron lo mismo, al igual que en países como Estados Unidos, Brasil, Francia, Alemania, Portugal y Reino Unido.

Tampoco aumentó el consumo de estimulantes y medicamentos como aconteció en otros países.
En cambio, los médicos españoles reconocieron que hicieron menos ejercicio físico junto con sus colegas de Brasil, Portugal, Francia y México.

Las relaciones familiares en el hogar no cambiaron en el 43% de los médicos encuestados y en otro 43% sufrieron más estrés.

Como animales sociales, el protocolo de confinamiento domiciliario y la distancia social hizo que cuatro de cada diez facultativos se sintieran más aislados y solitarios. Más de la mitad no notó cambio.

El futuro de la pandemia

El 59% de los médicos españoles creen que habrá una vacuna dentro de 18 meses.
Se obtuvo un porcentaje similar, 56%, en lo referente a si en ese mismo plazo de tiempo habría nuevos medicamentos y tratamientos en la UCI. 

En cuanto a si la distancia social permitiría el desarrollo de inmunidad de rebaño, los facultativos que más discrepaban fueron los de Estados Unidos, Brasil, Francia, Alemania, Portugal y España. En el lado opuesto estaban los facultativos de México.

El 41% de los médicos españoles opinaron que la pandemia de Covid-19 continuará durante los próximos tres años. Otros países como Francia, Alemania, Portugal, México  y  Reino Unido también estaban de acuerdo.

En España la cuarta parte de los encuestados retomarán sus viajes de vacaciones cuando acabe la pandemia, al igual que en Brasil, Portugal y Reino Unido.

El Dr. Miguel Álvarez Deza es especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.