Repunta el consumo de tabaco y cannabis en España


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Ministerio de Sanidad ha dado a conocer los datos de la XII Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) 2017-2018, elaborada por la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas. La conclusión más destacada de la misma es que se estabilizan los consumos de todas las drogas, excepto del tabaco y del cannabis, que sufren un pequeño repunte.

Así, resaltan datos como que crece un 2 por ciento la población que consume cannabis en el último mes, pese a aumentar la percepción del riesgo. Asimismo, aumenta el consumo de tabaco diario, alcanzando el 34 por ciento de la población. Ante estas cifras, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha apuntado que “hay un consumo estable en todas las drogas, pero sí hemos observado un pequeño repunte en el consumo de tabaco y cannabis, especialmente entre los jóvenes y, por ello, vamos a adoptar medidas específicas para reducir el número de fumadores y evitar que haya nuevos consumidores”.

Igualmente, la ministra ha destacado la necesidad de hacer cumplir la actual ley del tabaco, si bien ha adelantado que se está trabajando, en el seno de la Comisión Europea, en nuevas medidas más eficaces y con evidencia científica para prevenir el consumo de tabaco, limitar los efectos que tiene el tabaquismo pasivo y reducir el número de fumadores.

Pese a ello, Carcedo no ha explicado cuáles van a ser esas medidas, si bien se ha limitado a decir que podrán haber herramientas para analizar los espacios libres de humo que hayan quedado mal o escasamente regulados, al tiempo que ha recordado que los padres también tienen una responsabilidad para actuar frente al tabaco en el ámbito privado.

La noticia positiva es que ha disminuido la cifra de ingesta de alcohol. En concreto, el 7,4 por ciento de la población de 15 a 64 años bebe alcohol a diario, la cifra más baja desde que se inició la serie histórica de la encuesta EDADES (1995). Pese a ello, sigue siendo una cifra alta, teniendo en cuenta que se trata de un consumo diario.

Diferentes perfiles de consumidores

De hecho, a nivel general, tal y como ha informado la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Azucena Martí, el alcohol es la sustancia más consumida (75,2 por ciento), seguida del tabaco (40,9 por ciento el último año, respecto al 40,2 por ciento en 2015), los hipnosedantes con o sin receta (11,1 por ciento actualmente, frente al 12 por ciento en 2015) y el cannabis (11 por ciento  en la actualidad frente al 9, por ciento en 2015). A todas ellas le siguen la cocaína (2,2 por ciento), éxtasis (0,6 por ciento), alucinógenos (0,4 por ciento), anfetaminas (0,5 por ciento)y la heroína (0,1 por ciento). Igualmente, es destacable que el alcohol y el tabaco son las sustancias que se prueban a una edad más temprana y los hipnosedantes más tarde.

Respecto al perfil de los consumidores, los hipnosedantes y los analgésicos opioides son las únicas sustancias cuyo consumo está más extendido entre las mujeres  En el caso del cannabis hay más del doble de consumidores hombres, que mujeres (15,4 por ciento frente a 6,6 por ciento) y en el caso de la cocaína esta diferencia por sexo incluso llega a triplicarse (3,4 por ciento hombres y 1,0 por ciento mujeres). Es reseñable que el patrón de policonsumo continúa estando muy extendido. Se concentra en hombres de 25 a 34 años e incluye muy frecuentemente el consumo de alcohol y cannabis.

Por último, aumenta ligeramente el consumo de drogas entre el grupo de población de 15 a 17 años. En el último año, el 60 por ciento de los menores encuestados ha consumido alcohol (58 por ciento  en la anterior edición de la encuesta) y el 25,4 por ciento tabaco (20,6 por ciento en 2015). En cuanto al cannabis, el 14,3 por ciento de los menores de 18 años han consumido cannabis en el último año (12,6 por ciento en 2015), cifra que duplica al porcentaje de consumidores de cannabis mayores de 45 años (7,8 por ciento).