Remdesivir previene la infección por el coronavirus causante del MERS en primates (PNAS)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El antiviral experimental remdesivir previene con éxito la enfermedad en macacos rhesus infectados con el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV), según un nuevo estudio realizado por científicos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos. El fármaco evitó la enfermedad cuando se administró antes de la infección y mejoró el estado de los macacos cuando se administró después de estar infectados.

El MERS-CoV está estrechamente relacionado con el nuevo coronavirus 2019 (COVID-19), que se ha convertido en una emergencia de salud pública mundial desde que se detectaron los primeros casos en Wuhan (China) en diciembre.

Se ha demostrado que remdesivir protege a los animales contra una variedad de virus en experimentos de laboratorio. También se ha observado experimentalmente que el medicamento trata eficazmente a los monos infectados con los virus Ébola y Nipah. Remdesivir también se ha investigado como tratamiento para la enfermedad del virus del Ébola en humanos.

Este nuevo trabajo, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, involucró a tres grupos de animales: aquellos tratados con remdesivir 24 horas antes de la infección con el MERS, aquellos tratados 12 horas después de la infección (cerca de la hora pico para la replicación del MERS en estos animales); y animales controles no tratados.

Los científicos observaron a los animales durante 6 días. Todos los del grupo control mostraron signos de enfermedad respiratoria. A los animales tratados antes de la infección les fue bien: no presentaron signos de enfermedad respiratoria, los niveles de replicación del virus en los pulmones fueron significativamente más bajos que en los animales control y no se observó daño pulmonar. Los animales tratados después de la infección se comportaron significativamente mejor que los controles: la enfermedad fue menos severa, sus pulmones tuvieron niveles más bajos de virus y el daño a los pulmones fue menos grave.

Los científicos indican que los prometedores resultados del estudio apoyan la realización de ensayos clínicos de remdesivir contra el nuevo coronavirus COVID-19. De hecho, ya hay varios estudios con este fármaco en curso en China, y algunos pacientes con COVID-19 han recibido el medicamento bajo un protocolo de uso compasivo.

El MERS surgió en Arabia Saudí en 2012. Hasta diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud había confirmado 2.499 casos y 861 muertes. Debido a que alrededor de un tercio de los casos de MERS se propagan a partir de personas infectadas que están siendo tratadas en centros médicos, los científicos sugieren que remdesivir podría prevenir eficazmente la enfermedad en otros pacientes, contactos de pacientes y profesionales sanitarios.