Récord en administración del tratamiento contra la tuberculosis en todo el mundo


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado en su último Informe Global de Tuberculosis el récord logrado en el año 2018 en la administración del tratamiento contra esta enfermedad en todo el mundo, ya que se consiguió que 7 millones de personas fueran tratadas y diagnosticadas, en comparación con los 6,4 millones de 2017.

Además, el organismo, que ha asegurado que se ha cumplido uno de los hitos principales para alcanzar los objetivos de declaración política de las Naciones Unidas sobre tuberculosis, ha informado de que el año pasado se produjeron menos muertes por esta enfermedad, pasando de las 1,6 millones registradas en 2017 a las 1,5 millones de 2018.

El número de nuevos casos ha seguido disminuyendo, si bien la OMS ha avisado de que la carga de la enfermedad sigue siendo elevada en las poblaciones más marginales y de bajos ingresos, ya que sólo el año pasado unas 10 millones de personas desarrollaron la enfermedad. Además, el informe ha puesto de manifiesto que aproximadamente tres millones de pacientes no reciben la asistencia médica que necesitan.

"Actualmente en muchos países la frágil infraestructura sanitaria y la escasez de profesionales dificultan el diagnóstico y los tratamientos adecuados para la tuberculosis. Asimismo, los sanitarios pueden tratar a las personas pero no informan de los casos a las autoridades, dejando una imagen incompleta de las epidemias nacionales", ha declarado la OMS, para recalcar también que en los países con mayor incidencia de enfermedad, los pacientes gastan al año más del 20% de sus ingresos familiares en tratar la enfermedad.

Por este motivo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha asegurado que el progreso sostenido relacionado con la tuberculosis requerirá de sistemas de salud más sólidos y de un mejor acceso a los servicios sanitarios. "Esto significa una nueva inversión en AP y un mayor compromiso con la cobertura universal de salud", apunta.

El mes pasado, los jefes de estado acordaron una declaración política sobre la Cobertura Universal de Salud en las Naciones Unidas en Nueva York (Estados Unidos), destacando la importancia de ampliar la cobertura de los servicios y comprometiéndose específicamente a fortalecer los esfuerzos para abordar las enfermedades transmisibles como el VIH, la tuberculosis y la malaria.

Por otra parte, la OMS ha comentado que la resistencia a los medicamentos sigue siendo otro impedimento para terminar con la tuberculosis. En concreto, en el año 2018 hubo aproximadamente medio millón de nuevos casos nuevos de tuberculosis resistente a los medicamentos y sólo una de cada tres de estas personas se inscribió en el tratamiento.

Al mismo tiempo, la OMS ha avisado de que la lucha contra la tuberculosis sigue sin una financiación continuada, y ha estimado que habrá un déficit respecto a la prevención y atención de la tuberculosis en 2019 de unos 2,9 mil millones de euros.

"Existe una necesidad urgente de financiar la investigación y el desarrollo de la tuberculosis, con un déficit anual de más de 1.000 millones de euros. Las necesidades prioritarias incluyen una nueva vacuna o un tratamiento preventivo efectivo de drogas; pruebas de diagnóstico rápido en el punto de atención; y regímenes de medicamentos más seguros, simples y cortos para tratar la tuberculosis", concluye la OMS, tras recordar que, para acelerar la investigación y la innovación en tuberculosis, está desarrollando una estrategia global.