Reconozca y sepa cómo actuar cuando la covid-19 no es un cuadro leve en los niños: la AEP publica un consenso nacional para diagnosticar y tratar el síndrome inflamatorio multisistémico

  • Carmen Acuña, MD

  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Asociación Española de Pediatría ha publicado los resultados de un consenso nacional sobre diagnóstico, estabilización y tratamiento del síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico vinculado al SARS-CoV-2.

La covid-19 suele ser leve en niños y adolescentes. Sin embargo, en algunos casos puede ser muy grave. En España, según datos del 10 de mayo al 13 de agosto, un 4,4% de los menores de 2 años positivos para SARS-CoV-2 requirió hospitalización, un 0,3% ingresó en la UCI y un 0,1% falleció. En los grupos de edad de 2 a 4 años y de 5 a 14 años, estos porcentajes fueron inferiores. No obstante, un 1,1% y un 0,9%, respectivamente, fueron hospitalizados y un 0,1% en ambos grupos ingresó en la UCI.

Una complicación de la covid-19 en niños es el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico vinculado al SARS-CoV-2 (SIM-PedS), también conocido como MIS-C o MISC-C por sus siglas en inglés. No se dispone de una definición concreta, pero desde el punto de vista clínico y analítico es similar a otras patologías como la enfermedad de Kawasaki, el síndrome de shock tóxico o síndromes de activación macrofágica. Se ha plantado que es una alteración de la regulación inmunitaria provocada por el SARS-Cov-2 y no un efecto directo del virus. El SIM-PedS puede ser grave, con miocarditis y shock cardiogénico, y con frecuencia es necesario el ingreso de los pacientes en una UCI pediátrica (UCIP). 

El SIM-PedS es un síndrome complejo y multiorgánico que requiere un abordaje multidisciplinar. Sin embargo, su diagnóstico y tratamiento no están bien establecidos. Por este motivo, la Asociación Española de Pediatría (AEP) formó un grupo multidisciplinar de expertos de diferentes subespecialidades pediátricas (cardiólogos, intensivistas, infectólogos, pediatras hospitalarios, reumatólogos y pediatras de urgencias), con el objetivo de crear un documento de consenso sobre el SIM-PedS. El resultado ha sido un documento en el que se contemplan los distintos aspectos del diagnóstico, la estabilización y el tratamiento del SIM-PedS:

  • definiciones, criterios de sospecha clínica y diagnóstico diferencial;
  • asistencia y estabilización inicial;
  • pruebas complementarias no vinculadas al SARS-CoV-2, vinculadas al SARS-CoV-2 (incluyendo técnicas moleculares de amplificación genética), de imagen y vinculadas a la función cardiaca;
  • hospitalización y criterios de traslado e ingreso en UCIP;
  • tratamiento;
  • alta y seguimiento;
  • recomendaciones.

Se comentan las diferentes opciones terapéuticas: tratamiento inmunomodulador (inmunoglobulina intravenosa, corticosteroides sistémicos, anakinra, infliximab y tocilizumab), tratamiento antiviral (remdesivir), tratamiento antitrombótico, aspirina y tratamiento de rescate con oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO).

Por último, las dieciséis recomendaciones resumen el contenido del documento. La primera recomendación es: «todo paciente con sospecha de SIM-PedS deberá ser ingresado en un centro hospitalario que permita un abordaje pediátrico multidisciplinar».

Se incluyen varias tablas. Una de ellas presenta las definiciones del SIM-PedS por la OMS y otras organizaciones. La segunda incluye los datos clínicos y analíticos más frecuentes La tercera muestra las pruebas complementarias recomendadas y las alteraciones más comunes en el SIM-PedS. La cuarta y última contiene la posología y las precauciones para el uso de inmunomoduladores y antivirales.

Los autores del consenso han diseñado además una figura en la que se resume el tratamiento hospitalario de los pacientes con SIM-PedS. Los diferentes apartados son la identificación y acogida, las medidas de aislamiento, la monitorización y el tratamiento de soporte y valoración cardiaca, además de la conducta a seguir según el resultado de las pruebas cardiacas. La figura incluye los criterios de ingreso en una UCIP, los criterios de traslado si no se dispone de UCIP y los criterios de alta. Una segunda figura del documento es un algoritmo para el manejo hemodinámico del paciente con SIM-PedS.

El documento de consenso está disponible gratuitamente en la página web de la AEP para su descarga en pdf. La página cuenta además con una sección sobre el coronavirus y la covid-19 en niños. En ella se encuentra documentación con recomendaciones genéricas y por especialidades, como las de la Sociedad de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas y la Sociedad de Psiquiatría Infantil. La sección se actualiza periódicamente.