Recomendaciones para el tratamiento de los efectos secundarios cutáneos relacionados con la inmunoterapia

  • Apalla Z & al.
  • J Eur Acad Dermatol Venereol

  • Univadis
  • Clinical Summary
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • El grupo de trabajo de la Academia Europea de Dermatología y Venereología publicó sus recomendaciones para el tratamiento de los acontecimientos adversos dermatológicos relacionados con los inhibidores de punto de control inmunitario (ICI).

Recomendaciones clave

  • Prurito:
    • Puede producirse prurito provocado por ICI sin cambios patentes en la piel.
    • Los tratamientos recomendados incluyen los siguientes: hidratantes tópicos con o sin corticoides para las reacciones de grado 1, antihistamínicos no sedantes o agonistas del ácido γ-aminobutírico (GABA) para el prurito de grado 2 y suspensión del tratamiento hasta que el prurito mejore en los pacientes con prurito de grado 3.
  • Exantema maculopapuloso:
    • Los exantemas maculopapulosos o los eccematoides suelen aparecer en las 3-6 semanas siguientes al inicio del tratamiento.
    • Los exantemas leves pueden responder a las hidratantes y a los corticoides tópicos potentes o superpotentes.
    • Los pacientes con exantema de grado 2 también deben recibir antihistamínicos orales.
    • En los pacientes con exantemas de grado 3, puede sopesarse el uso de corticoides sistémicos.
  • Exantema pseudopsoriásico:
    • Se recetan agentes tópicos en los exantemas de grados 1/2 y tratamiento sistémico adicional en el caso de los pacientes con lesiones recalcitrantes o de grado 3.
    • Si los tratamientos dirigidos a la piel no proporcionan control sintomático, debe sopesarse el uso de tratamiento sistémico o de fototerapia con rayos ultravioleta B de banda estrecha.
  • Las recomendaciones también incluyen el tratamiento de los exantemas similares al liquen plano y vitiligoides, los cambios en el cabello y las uñas, los trastornos bullosos autoinmunitarios y los acontecimientos adversos de la mucosa bucal.
  • En las recomendaciones se incluyen las reacciones cutáneas graves y potencialmente mortales, incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson o la necrólisis epidérmica tóxica, la pustulosis exantemática generalizada aguda y las reacciones farmacológicas con eosinofilia y síntomas sistémicos o síndrome de hipersensibilidad inducido por fármacos.