Rebote de COVID-19 tras finalizar el tratamiento antiviral

  • Heather Mason

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Según un artículo publicado en The New England Journal of Medicine, el rebote de la infección por el SARS-CoV-2 tras el tratamiento con nirmatrelvir-ritonavir (Paxlovid) no es infrecuente, y es probable que los pacientes sean contagiosos durante el periodo de rebote.

El análisis incluyó a tres pacientes con infección documentada y datos de secuenciación viral y 10 casos sospechosos de enfermedad rebote. Los datos obtenidos de los tres pacientes con rebote confirmado indicaron que durante el tratamiento con nirmatrelvir-ritonavir, los síntomas de la COVID-19 y la carga viral disminuyeron. Sin embargo, unos días después, tras finalizar el tratamiento antiviral, tanto los síntomas como la carga viral aumentaron. La secuenciación viral del genoma completo identificó la misma subvariante del SARS-CoV-2 antes y después del tratamiento antiviral, sin mostrar mutaciones en el gen que codifica la principal proteasa del SARS-CoV-2 y sin evidencia de reinfección con una variante diferente.

Todos los pacientes con sospecha de enfermedad rebote habían sido vacunados completamente y habían recibido al menos una dosis de refuerzo de la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19. Ninguno de ellos presentaba inmunodepresión conocida y todos se recuperaron sin tratamiento antiviral adicional.

Aunque se necesitan datos adicionales para determinar la causa, la frecuencia, la duración y el espectro de los síntomas de rebote, los hallazgos de una mayor carga viral y la facilidad del cultivo viral indican que la transmisión viral es probable, concluyeron los autores.