Profesionales de Atención Primaria de Barcelona denuncian la situación vivida durante la pandemia


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los médicos de Atención Primaria, ante la falta de recursos existentes en los hopitales, y ante la importante demanda que ha supuesto la atención de los casos por coronavirus que no requerían ingreso, han vivido situaciones muy complicadas durante los momentos más álgidos de la pandemia de coronavirus. Si bien inicialmente se han centrado en su labor de atención sanitaria, pasado los momentos más complicados, cabe ahora tener también una reflexión para la crítica, como es el caso de diversos sanitarios en Barcelona.

En este sentido, profesionales del Equipo de Atención Primaria Joanic de Barcelona han remitido una carta en la que han querido manifestar la difícil situación vivida en el primer nivel asistencial en esta provincia.  La primera crítica “y la más relevante,”, es la situación que han ocasionado los recortes en Sanidad. “Esos recortes que íbamos denunciando hace años, de personal, de recursos, de inversiones en tecnología e investigación; han estado manifiestos de forma muy patente durante esta crisis”.

Por otra parte, “hemos denotado una falta clara de liderazgo y protocolos rápidos de actuación”. Tal y como detallaban los profesionales, “durante la fase inicial y debido a la falta de previsión, la asincronía entre la realidad de la epidemia y nuestras directrices, y el material de protección sanitario, que era patético, enfermamos y nos convertimos en peligrosos vectores de la enfermedad”.

Asimismo, insisten en haber echado de menos a la Salud Pública, “que aunque bien intencionada está infradotada en Barcelona”.  Añaden que también “se ha puesto de manifiesto la precariedad de nuestro Servicio de Salud Laboral, que sobrevivió gracias a la colaboración de miles de compañeros de Atención Primaria que de llevar a cabo labores no asistenciales, pasaron a asumir este rol”.

Enumerando otras situaciones complejas vividas, todas relacionadas con la falta de gestión y recursos, la carta de los sanitarios de Barcelona concluye con una denuncia ante una situación, “que ha sido en alguna medida evitable por la absoluta falta de recursos”.   Así concluyen esta carencia ha sido “tanto de material de protección, espacios de aislamiento, circuitos rápidos de derivación de los enfermos infectados o sensibles”. Por todo ello concluyen que “cuando en salud prima el componente económico, es difícil hacer una buena gestión”.