Primeros casos documentados de reinfecciones de Covid-19

  • Carlos Sierra

  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Desde el inicio de la pandemia global de la Covid-19 se ha discutido mucho sobre si el SARS-CoV-2 es capaz de infectar de nuevo a pacientes que ya hubiesen superado la enfermedad.

Los primeros posibles casos de reinfección detectados durante los meses de primavera resultaron ser falsos positivos provocados por la presencia en el cuerpo del hospedador de fragmentos inactivos del SARS-CoV-2 que podían ser detectados mediante la RT-PCR, pero que no tenían capacidad de provocar la enfermedad.

Estos datos se vieron recientemente corroborados por un metaanálisis realizado por un grupo internacional de investigadores, coordinados por la Dra. Tanja Khosrawipour de la Universidad de California Irwing, y publicado en la revista Journal of Virology.  

En esta revisión buscaron entre 30.000 publicaciones sobre Covid-19, encontrando solo 15 enfocadas en la posible reinfección de Covid-19. El resultado que hayaron es que no se han encontrado casos de reinfecciones después de 70 días de la infección inicial, lo cual sugiere una posible inmunidad durante más de 2 meses. La siguiente pregunta que se plantea es qué puede suceder más allá de este plazo de tiempo.

La segunda infección: síntomas más débiles… 

Desde finales del mes de agosto se está produciendo un goteo constante de pacientes que sufren por segunda vez la enfermedad. Por lo general, en estos casos, los síntomas de la segunda infección son más débiles que los de la primera.

El primer caso documentado es el de un joven de 33 años de Hong Kong que se infectó por primera vez en marzo y que fue dado de alta al mes siguiente. Este paciente, después de regresar de un viaje en España con escala en Londres, ha vuelto a ser diagnosticado de infección por COVID-19 en la ciudad china 142 días después de la primera infección

Los datos del estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Hong Kong dirigidos por el Dr. Kwok-Yung Yuen y publicados en la revista Clinical Infectious Diseases Journal, confirman, mediante el análisis del genoma, que las cepas del virus que le generó la infección en marzo y ahora en agosto son diferentes. Este hallazgo permite descartar que pudiera ser un caso de una infección no curada y se confirma así, por primera vez de forma científicamente documentada, que la reinfección es posible. En este paciente, la segunda infección ha sido asintomática, mientras que la primera generó síntomas leves.

El segundo caso documentado es el de un paciente holandés, en este caso un anciano con un sistema inmunológico deteriorado que contrajo el coronavirus por segunda vez, según la viróloga Dra. Marion Koopmans, investigadora del Erasmus University Medical Center de Rotterdam y asesora de la OMS. En este caso también se realizó un estudio genético que ha confirmado que se trataba de una nueva infección, distinta a la primera.

El tercer caso confirmado de reinfección es el de una ciudadana belga, 93 días después de haberse recuperado de una primera infección moderada de Covid-19. Para comprobar si efectivamente se trataba de una reinfección, investigadores de la Universidad Católica de Lovaina, dirigidos por el Dr. Piet Mes, compararon el genoma del virus causante de la primera infección con el del que causó la segunda, observando que se trataba de cepas distintas. Estos datos, publicados en la revista Clinical Infectious Diseases Journal, sugieren por lo tanto que se trata de una reinfección

O más fuertes

Pero también se están encontrando casos dónde la segunda infección se manifestó con más virulencia que en la primera. 

Este el caso del paciente reinfectado en Nevada, EE.UU. en donde la segunda infección fue más grave que la primera. La razón aún no se sabe, pero una posible explicación, según la Asociación Española de Vacunología, sería que “el sistema inmune está empeorando la situación. Por ejemplo, algunos casos graves de Covid-19 empeoran por unas respuestas inmunes aberrantes que provocan daño tisular. Quizás las células inmunes que en la primera infección fueron aleccionadas para responder de una forma determinada vuelvan a responder desproporcionadamente en la segunda infección. Otra posibilidad es que los anticuerpos producidos en respuesta al SARS-CoV-2 cooperen, más que luchen”, con el virus en ese segundo encuentro, en lo que se conoce como potenciación dependiente de anticuerpos (antibody-dependent enhancement). Este fenómeno, aunque muy infrecuente puede ocurrir. De hecho, con las vacunas que se estaban desarrollando para el primer SARS, el de 2002, ocurrió algo parecido cuando las ensayaron en animales: empeoraban la infección, en vez de evitarla”.

Un caso similar al de Nevada es uno detectado en Ecuador. En este caso fue una persona de 46 años que había sido diagnosticada con coronavirus en mayo, dio positivo nuevamente en agosto, con síntomas más fuertes que la primera vez. Sin embargo, hay una diferencia muy importante entre ambos casos. En EE.UU. los análisis genéticos determinaron que las infecciones fueron causadas por cepas distintas del SARS-CoV-2, mientras que en Ecuador, investigadores de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, encontraron en las dos ocasiones la misma cepa, pero con variaciones en dos nucleótidos. “Estos resultados no permiten concluir que se trata de una reinfección, ya que se requiere de más evidencia científica. Tampoco se puede descartar que se trata de un proceso de persistencia del virus en su huésped”, explicó en un comunicado de prensa el centro de estudios.

Reinfecciones en España

El 14 de septiembre Bonaventura Clotet, jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias de Badalona (Barcelona), anunció que Cataluña ha documentado cuatro casos de reinfección, uno de ellos con una infección más grave la segunda vez.

“De momento apenas hay datos sobre estos cuatro casos. El caso de mayor gravedad es el de un médico del hospital de Palamós (Girona), que tuvo que ser ingresado en la UCI del hospital Germans Trias, aunque su pronóstico es bueno. Los otros tres casos corresponden a infecciones de carácter leve”, informó el Dr. Clotet.

Conclusión

El hecho de que estén apareciendo reinfecciones de SARS-CoV-2 es algo esperable, ya que hay una amplia literatura que documenta reinfecciones de otros coronavirus causantes del resfriado común. “Es por ello que hace falta estar atento a todos los casos sospechosos porque va a haber más casos de reinfecciones. Creemos que la mayoría de reinfecciones serán leves, y de ahí que no se hayan documentado muchas hasta ahora, pero "alguna es grave", como el caso de Palamós y de otro paciente registrado en el estado de Nevada. Por lo tanto, ni los sanitarios ni los ciudadanos han de relajar las medidas de prevención frente al coronavirus, aunque ya hayan pasado la enfermedad”, concluyó el Dr. Buenaventura Clotet.