Presente y futuro de las jubilaciones en Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Recientemente, el Ministerio de Seguridad Social ha anunciado un plan piloto, para permitir durante tres años, una jubilación activa voluntaria de Médicos de Familia y Pediatras de Atención Primaria. Este permite cobrar el 75 por ciento de la pensión y seguir trabajando media jornada. Esta medida pretende frenar las jubilaciones en Medicina Familiar y Comunitaria ante la falta de jóvenes que cubran estas plazas.

Ante este anuncio, el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada ha realizado un nuevo informe sobre la jubilación de los médicos de Medicina Familia y Comunitaria y pediatras en comparativa con los posibles futuros MIR.

Así, parte de la base de que para que tenga éxito esta jubilación activa como la jubilación demorada es necesario que las condiciones del ejercicio mejoren de forma importante. Actualmente, resulta muy poco atractivo continuar con las cargas de trabajo actuales. Según datos de la nota de prensa de la presentación del plan de jubilación activa, del total de médicos de AP jubilados entre 2019 y 2022, los porcentajes por edad de jubilación son los siguientes:  con 63 años el 10 por ciento; con 64 años el 8 por ciento; con 65 años el 41 por ciento; con 66 años el 24 por ciento; 67 años el 8 por ciento; con 68 el 4 por ciento; con 69 años el 1 por ciento y con 70 años el 4 por ciento.

Jubilaciones en Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría

De esta forma, la primera conclusión es que se necesita planificación a medio y largo plazo. Para ello, es urgente un nuevo estudio demográfico con más datos por edad o al menos grupos de cinco años de edad. Este debe incluir datos sobre edad de en las jubilaciones en Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría de cada año de forma anticipada, ordinaria o demorada. También datos de recirculación y abandonos MIR, emigración e inmigración y se debe repetir cada dos años para tomar medidas a tiempo.

Basándose en el informe del Ministerio titulado “Oferta-Necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035”, el sindicato llega a una serie de conclusiones, en concreto, sobre la situación en Pediatría. Así, parece que en los seis años (2021 a 2026) puede ser suficiente para las jubilaciones que se pueden producir en el SNS de los de 60 y más años. Sin embargo, hay que tener en cuenta los Pediatras de la Sanidad Privada, las plazas que ahora están vacantes y las ocupadas por no especialistas de Pediatría. Por ello, sería necesario profundizar en el estudio demográfico.

También se ha estudiado la relación entre los pediatras de 50 a 59 años y los MIR que pueden terminar en estos diez años (2027 a 2036). Así, en este tiempo llegarán a la edad de jubilación 2.538 Pediatras del SNS y unos 540 de la privada y terminarán el MIR en estos años casi 5.000 pediatras. De esta forma, superan en más de 2.300 pediatras las posibles jubilaciones. Serán más que suficientes para ocupar las plazas que ahora pueden estar vacantes y ocupadas por médicos sin especialidad. 

Déficit actual y futuro en Pediatría

En resumen, en estos 16 años (2021 a 2036) llegarán a la edad de jubilación 4.449 pediatras y pueden terminar el MIR, teniendo en cuenta la convocatoria de este año, un total máximo de 7.745 nuevos especialistas. Estos pueden quedar en 7.613, teniendo en cuenta que la media que terminaron entre 2017 y 2021 el 98,3 por ciento, que son muchos más que las posibles jubilaciones.

Es decir, pasados 16 años se habrán formado en España unos 3.200 Pediatras más que las posibles jubilaciones en el SNS

Así, la conclusión ante las posibles jubilaciones en Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría es que España necesita, ahora y durante unos años convocatorias con más plazas MIR de especialidades deficitarias. Sin embargo, pasados cinco-diez años, no se necesitarán tantas plazas MIR de Pediatría. Por ello, es necesario realizar estudios demográficos más ajustados para ver las necesidades. “No podemos formar médicos para que trabajen dos meses en veranos y ofrecerles contratos por horas, días, de lunes a viernes… por mucho que pueda interesar a algún gestor”, concluyen desde el sindicato.