Posible vía para combatir la infección gastrointestinal por Clostridium difficile (Science)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Universidad de California en Irvine y de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, han descubierto cómo la toxina B de Clostridium difficile (TcdB) reconoce las proteínas Frizzled, el receptor que usa para invadir las células intestinales y provocar infecciones gastrointestinales mortales.

Los hallazgos, publicados en Science, podrían allanar el camino para desarrollar nuevas toxinas contra Clostridium difficile y también potencial para el desarrollo de nuevos fármacos contra el cáncer.

En una infección por Clostridium difficile, la toxina ataca el epitelio colónico y se une a lo que se llama receptores Frizzled. Ahora, los investigadores han descubierto que durante este proceso de unión la toxina bloquea ciertas moléculas de lípidos en las Frizzled, que bloquean la señalización Wnt, la cual regula la renovación de células madre de colon y la diversificación del epitelio colónico.

"Esta toxina es muy inteligente. Aprovecha un lípido importante que Frizzled usa para sus funciones básicas", ha señalado uno de los investigadores, quien puntualiza que, sin embargo, la necesidad de este lípido también expone una vulnerabilidad de TcdB que "podría aprovecharse para desarrollar antitoxinas que bloqueen el reconocimiento de los receptores de toxinas y, así, convertirse en un potencial fármaco contra, por ejemplo, el cáncer".