Posible vacuna universal contra la gripe (Nature Commun)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una candidata a vacuna universal contra la gripe, diseñada para proteger a las personas contra la mayoría de las cepas del virus, está un paso más cerca, tras un estudio de la Perelman School of Medicine de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos).

La vacuna, descrita en Nature Communications, provocó una fuerte respuesta de anticuerpos a una estructura en la superficie de los virus de la gripe llamada hemaglutinina, protegiendo a los ratones de la infección por diversas cepas de gripe.

De esta forma, la vacuna recién descrita tiene el potencial de convertirse en una vacuna universal que, a diferencia de las actuales vacunas contra la gripe estacional, podría administrarse varias veces a lo largo de la vida para proporcionar una protección potencialmente similar a la vacuna contra el tétanos.

"Esta vacuna fue capaz de hacer algo que la mayoría de las otras vacunas candidatas contra la gripe no han podido hacer: fue capaz de obtener respuestas de protección contra una región conservada que ofrece una amplia protección. Si funciona en humanos, incluso con la mitad de eficacia de lo que lo hace en ratones, entonces el cielo es el límite: podría ser algo que todo el mundo pueda usar en el futuro para protegerse de la gripe", explican los coautores del estudio, Drew Weissman y Scott Hensley.

Las vacunas modernas generalmente usan proteínas virales cultivadas en laboratorio para provocar una respuesta inmune que protege a las personas contra futuras exposiciones a un virus. En general, este enfoque no ha funcionado bien contra los virus de la influenza. Las partículas del virus de la gripe están repletas de proteínas hemaglutinina similares a las setas, que las vacunas de la gripe estacional usan para provocar respuestas de anticuerpos.

El problema es que estas respuestas de anticuerpos están casi completamente dirigidas contra la región más externa de esta proteína, que tiende a mutar rápidamente. Además, las cepas de gripe que prevalecen en una temporada de gripe a menudo se reemplazan por otras cepas con diferentes estructuras en la próxima temporada de gripe. Como resultado, las vacunas contra la gripe estacional proporcionan protección incompleta y temporal; es por eso que necesitan ser actualizados todos los años.

La nueva vacuna candidata desarrollada por los científicos no usa proteínas hemaglutinina de la gripe, al menos no directamente. En cambio, utiliza moléculas de ARN mensajero (ARNm) que codifican hemaglutinina para provocar una respuesta de los anticuerpos.

Cuando se inyectan en un receptor, estas moléculas de ARN son absorbidas por las células dendríticas del sistema inmunitario y traducidas en copias de la proteína por la maquinaria de fabricación de proteínas dentro de esas células. Esto dentro de la producción celular de proteínas virales hace que se imite mejor una infección de gripe real y provoca una respuesta protectora de anticuerpos muy poderosa.

"El siguiente paso es probar esto en humanos y primates no humanos. Prevemos comenzar ensayos clínicos en dos años. Si combináramos nuestro enfoque de vacuna con los antígenos del tallo de hemaglutinina recientemente desarrollados, probablemente llevaría a una vacuna universal realmente buena", apunta Weissman.