Posible biomarcador para la falta de motivación (Neuron)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Universidad de California Berkeley (Estados Unidos) han identificado en ratones biomarcadores asociados a la falta de motivación, un síntoma común de depresión, según publican en Neuron.

El hallazgo podría guiar la investigación para encontrar nuevas formas de diagnosticar y potencialmente tratar a personas que sufren de falta de motivación y acercar la medicina de precisión para trastornos psiquiátricos como la depresión.

Los síntomas pueden diferir significativamente entre los pacientes que tienen el mismo diagnóstico de depresión, y la falta de una conexión entre los síntomas y los tratamientos es una razón principal por la cual aproximadamente la mitad de las personas con depresión no responden a la medicación u otras terapias, y los efectos secundarios de estos medicamentos son habituales.

"Si tuviéramos un marcador biológico para síntomas específicos de depresión, simplemente podríamos hacer un análisis de sangre o tomar imágenes del cerebro y luego identificar la medicación adecuada para ese paciente -apunta el investigador Stephan Lammel-. Ese sería el caso ideal, pero estamos lejos de esa situación en este momento".

Ahora, por primera vez, Lammel y su equipo han identificado genes en una región del cerebro, la habénula lateral, que están fuertemente activados o regulados al alza en ratones que muestran una motivación reducida como resultado del estrés crónico. Esta región del cerebro en ratones no está asociada a otros síntomas de depresión, como la ansiedad y la anhedonia.

"Creemos que nuestro estudio no solo tiene el potencial de transformar la forma en que los científicos básicos estudian la depresión en animales, sino que la combinación de biomarcadores anatómicos, fisiológicos y moleculares descritos podría sentar las bases para guiar el desarrollo de la próxima generación de antidepresivos que están diseñados para síntomas específicos de depresión", apunta Lammel.