Portugal se enfrenta a la pérdida de enfermeros que emigran a otros países europeos

  • Giuliana Miranda

  • Noticias Médicas de Medscape
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La segunda ola de la COVID-19 provocó en Europa una disputa por los profesionales sanitarios entre distintos países. En Portugal se ha centrado sobre todo en los profesionales de enfermería que han recibido ofertas atractivas para emigrar a otro país.

Según la Ordem dos Enfermeiros, todos los días se publican ofertas de empleo de distintos países como España, Reino Unido, Alemania y Países Bajos.

Además de un sueldo más elevado (puede llegar a ser dos tres veces más alto que el recibido en Portugal), los empleadores de otros países también ofrecen transporte y alojamiento gratuito. En Países Bajos se incluye un curso neerlandés gratuito.

La Ordem dos Enfermeiros ha publicado una nota que afirma: "Estas ofertas, que proliferaron durante la primera ola pandémica, son ahora más numerosas y más ventajosas por parte de los hospitales, pero también de las residencias de adultos mayores (denominados asilos en Brasil)".

El éxodo de profesionales de enfermería portugueses, que aumentó en los últimos años por los sueldos bajos, puede tener consecuencias en la respuesta de este país a la pandemia de SARS-CoV-2 y en otros ámbitos de la salud pública, advirtieron los especialistas.

Según la asociación profesional de enfermería, aproximadamente 20.000 profesionales de enfermería portugueses se encuentran trabajando en el extranjero. Los destinos principales son Reino Unido y España.

En 2019 el número de profesionales de enfermería que decidieron emigrar fue el más alto desde 2010. Se solicitaron 4.506 certificados de convalidación para ejercer en el extranjero: aumento de 64% respecto a 2018.

Ana Rita Cavaco, presidenta de la Ordem dos Enfermeiros, señaló: "No podemos seguir comprando respiradores y exportando profesionales de enfermería".

Este colegio profesional pide más incentivos al gobierno portugués para que estos profesionales permanezcan en el país.

También explicó que "ante la situación actual después de ocho meses de pandemia con los profesionales de enfermería agotados y muchos de ellos infectados o incapacitados para trabajar, es imprescindible que se modifiquen los contratos y las condiciones laborales de los profesionales de enfermería".

Con la intención de retener a estos profesionales en los hospitales públicos para reforzar el estado de emergencia en el país, Portugal valoró recientemente la posibilidad de denegar las solicitudes de salida a otro país a médicos profesionales de enfermería.

De este modo los profesionales sanitarios considerados "esenciales" para el funcionamiento de sus centros sanitarios pueden perder el derecho a rescindir sus contratos. Esta decisión se aplica también a las solicitudes registradas antes de la publicación del decreto.

Hasta el martes 1 de diciembre, Portugal confirmó 298.061 casos de SARS-CoV-2 (72.389 en los últimos 14 días) y 4.505 fallecimientos.

Este artículo fue originalmente publicado en Medscape en portugués y adaptado por Medscape en Español, parte de la Red Profesional de Medscape.