PI3K alfa desempeña un papel clave en el desarrollo de la miocardiopatía dilatada (Nat Commun)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un equipo internacional liderado por científicos de la Universidad de Alberta (Canadá) ha identificado a un culpable oculto que conduce a una miocardiopatía dilatada, enfermedad que representa el 20% de todos los casos de insuficiencia cardiaca.

En concreto, los científicos han identificado a una molécula clave, llamada PI3K alfa, que se une a la gelsolina, enzima que puede destruir los filamentos que ayudan a formar la estructura de las células del corazón, y la suprime.

A juicio de los científicos, cuyo trabajo ha sido publicado en Nature Communications, esta molécula puede ser una posible diana terapéutica que ofrece un posible camino hacia la personalización del tratamiento para pacientes con miocardiopatía dilatada.

"Necesita un poco de gelsolina, pero cuando se sale de control, destruye las cosas. La molécula destruye los filamentos, lo que provoca una insuficiencia cardiaca muy grave. Pero también hemos demostrado que cuando suprimes esta molécula, preservas la función de tu corazón", han explicado los autores.