¿Para cuándo la píldora anticonceptiva para hombres?

  • Serge Cannasse

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

A excepción del uso del preservativo, la gran mayoría de los anticonceptivos son utilizados por mujeres, lo que plantea la cuestión de la equidad de género. De vez en cuando, la anticoncepción masculina atrae el interés de los medios de comunicación, pero la investigación sobre este tema está estancada. El Inserm (Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia) ofrece una actualización de sus progresos.

Actuar sobre la producción de esperma

El objetivo es producir un anticonceptivo con propiedades equivalentes a las de la píldora femenina: capaz de neutralizar todos los espermatozoides, fácil de tomar, con eficacia reversible y con efectos secundarios aceptables.

Un primer enfoque consiste en administrar hormonas sintéticas (normalmente progestágenos) para reducir los niveles de testosterona testicular y así disminuir o incluso anular la producción de esperma. Se ha probado en ocho ensayos clínicos con 2.000 voluntarios. Los resultados mostraron que su eficacia era similar a la de los anticonceptivos femeninos, que era reversible y que tenía pocos efectos secundarios. Sin embargo, esta eficacia solo aparece después de varios meses de tratamiento y no desaparece hasta mucho después de haberlo suspendido, lo que supone un gran inconveniente. Además, solo se administra mediante inyección. Está en marcha un ensayo clínico para probar este método anticonceptivo en forma de gel. Se ha demostrado que la vía oral está asociada a la toxicidad hepática.

O en su movilidad

Un segundo enfoque consiste en actuar sobre la movilidad de los espermatozoides. Consiste en administrar un producto que bloquea las células musculares de los conductos deferentes que normalmente son responsables de la progresión de los espermatozoides desde los testículos hasta la próstata. El efecto anticonceptivo se consigue en pocas horas. Sin embargo, las pruebas solo se han realizado en ratas.

Un tercer enfoque aprovecha las propiedades anticonceptivas no hormonales de ciertos productos naturales:

  • El gosipol (procedente de una planta algodonosa que crece en China) redujo la producción, la motilidad y la forma de los espermatozoides en más de 8.000 participantes en un ensayo de fase 3. La eficacia anticonceptiva fue del 90 %, pero fue irreversible en el 20 % de los casos.
  • La triptonida (extraída de una planta pero que puede sintetizarse) deforma los espermatozoides y reduce su movilidad. Es eficaz como anticonceptivo tras varias semanas de tratamiento en ratas y algunos primates, pero no se ha probado en humanos.

La búsqueda de un anticonceptivo es, por tanto, laboriosa y se ve obstaculizada por las dificultades científicas, pero también por la falta de financiación, lo que probablemente explica la incertidumbre sobre la aceptabilidad de la anticoncepción masculina para los hombres.

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis Francia.