País Vasco: la repetición de las pruebas de la OPE de Osakidetza, recurrida


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón, no gana últimamente para disgustos. Cuando parecía que las críticas por las irregularidades de la OPE habían amainado, el sindicato ESK, que destapó el caso, ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la resolución del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza  por la que no admitía el recurso de alzada presentado por ESK contra la repetición de las pruebas en las categorías de Anestesia, Vascular y Cardiología de la OPE de especialidades médicas, según han informado desde la central.

El sindicato mantiene una dura batalla contra Darpón y su equipo por la actitud de Osakidetza de mantener a toda costa la repetición de los exámenes. En su opinión, es una temeridad que muestra una falta de respeto absoluta, “no solo para las personas que se presentaron a las pruebas, sino ante la fiscalía que tiene abierta una investigación sobre los procesos selectivos” que levantaron el escándalo.

Para ESK, como para el resto de las centrales de Osakidetza, incluido el SME, el “empecinamiento” del Departamento de Salud es injustificable. Por ello, “vamos a poner todas las medidas de las que dispongamos para paralizar el proceso, mientras que la fiscalía no se pronuncie”.

Porque tanto sindicatos, como colectivos médicos, partidos políticos coinciden en que: “Osakidetza solo pretende cerrar el problema en falsa y cuanto antes, a pesar de los testimonios recogidos en sus investigaciones internas, donde se recogían testimonios que decían claramente la filtración de los exámenes, intentando elegir responsabilidad”.

Tanto ESK como los partidos de la oposición censuran que el lehendakari Iñigo Urkullu se haya posicionado a favor de su consejero Jon Darpón sin mostrar duda alguna sobre las “irregularidades” cuando hay procesos judiciales abiertos. Y es que el consejero de Salud forma parte del núcleo duro de personas de confianza del equipo del lehendakari. “Es lamentable esta posición; en lugar de llegar hasta el fondo de lo que ha ocurrido”, se lamentan fuentes sanitarias. 

Múgica llamada por la Fiscalía

Por otro lado, María Jesús Múgica, exdirectora general de Osakidetza, tendrá que declarar ante la Fiscalía Superior del País Vasco en relación a la denuncia interpuesta por el sindicato mayoritario de la Sanidad vasca, ELA, sobre las presuntas “irregularidades” en la OPE 2016-2017 del Servicio Vasco de Salud (SVS).

Desde el Departamento de Darpón y la propia Múgica han mostrado en todo momento su voluntad de colaborar al máximo tanto con la Fiscalía como con el Defensor del Pueblo Vasco en todo aquello que les requieran y estimen oportuno.

Como adelantó EL MÉDICO INTERACTIVO, María Jesús Múgica fue la tercera directiva de Osakidetza en dimitir en menos de un mes por las irregularidades de la OPE. En opinión de las centrales con representación en la mesa sectorial y de los grupos de la oposición “es la cabeza que ha rodado para mantener en su puesto al consejero de Salud, Jon Darpón, quien está siendo cuestionado incluso por colectivos médicos próximos a la dirección de Osakidetza”, según han añadido a este sitio web desde asociaciones y colectivos sanitarios vascos.

A Múgica le sustituyó en el cargo Juan Luis Diego Casals, licenciado en Derecho por la Facultad de Deusto en la especialidad de Economía y diplomado en Estudios europeos, que llegó al cargo también cuestionado por distintos problemas en distintos puestos,  “todos ellos por designación política”, según censuran desde las centrales sindicales.