Pacientes con enfermedades inflamatorias inmunomediadas rechazan el cambio de su tratamiento biológico por biosimilares


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los pacientes que presentan una o varias patologías de forma moderada o grave rechazan que les sustituyan los tratamientos biológicos que han resultado eficaces por biosimilares sin un motivo médico y sin que ellos participen en esta decisión, según se desprende del I Barómetro Nacional sobre la relación de las personas con Enfermedades Inflamatorias Inmunomediadas y sus tratamientos farmacológicos en España.

La encuesta, elaborada por la Asociación de Personas con Enfermedades Inmunomediadas (UNiMiD), revela que solo un 24% de los pacientes afirma haber tomado la decisión en conjunto con su médico teniendo en cuenta las ventajas y desventajas del tratamiento y las características personales y sociales de la persona en cuestión.

"Los pacientes rechazamos las imposiciones sobre los tratamientos que se generan desde fuera de la relación médico paciente, según este Barómetro, en más del 95% de los casos. Tenemos derecho a participar en la toma de decisiones que influyen en nuestra salud", ha señalado el presidente de la UNiMiD, Julio Roldán.

Por ello, la UNiMiD y sus entidades defienden garantizar la continuidad de los tratamientos biológicos y evitar cambios no clínicos e innecesarios de productos hasta que se aumente y consolide la evidencia, lo que aplica igualmente a originales y biosimilares.

Según este barómetro, el 82% de las personas que sufren una enfermedad inflamatoria inmunomediada y que se encuentran o han estado con tratamientos biológicos afirma desear haber empezado antes con estos fármacos, un dato que "demuestra que los biosimilares son aceptados por los pacientes siempre y cuando se usen bien, en tiempo y sin demora cuando la situación lo requiera", apuntan desde la UNiMiD.