Osakidetza neutralizará los escándalos de la OPE con un nuevo modelo de exámenes


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, ha reconocido la necesidad de variar el sistema de selección de los sanitarios del Sistema Vasco de Salud  (SVS)-Osakidetza para proseguir eligiendo a los mejores profesionales, y hacerlo en “igualdad de oportunidades”. “El cambio debe hacerse forzosamente”, ha sentenciado.

El máximo responsable de la Sanidad vasca se ha referido al escándalo de la pasada Oferta Pública de Empleo (OPE), cuya repetición de los exámenes ha sido cautelarmente suspendida por el Contencioso Administrativo, al finalizar el año 2018, al que ha calificado “como un año complicado”. Y es que Darpón y su equipo habían puesto grandes esperanzas en la OPE de 3.335 plazas -la mayor del historia de Osakidetza- “que lamentablemente no ha salido como todos esperábamos”, reconoce Darpón.

El escándalo por las irregularidades de la OPE salió a la luz pública tras la presentación de pruebas ante la Justicia por el sindicato ESK, “que las admitió a trámite” e hizo que Osakidetza pusiera en marcha una investigación para averiguar lo sucedido. Una comisión que tampoco satisfizo a las centrales, incluido el Sindicato Médico de Euskadi (SME).

Darpón ha explicado que el próximo trimestre se presentará el nuevo modelo de las pruebas, que se aplicará en las categorías específicas de la OPE que faltan por llevarse a cabo, y con el que ya realizarán una nueva convocatoria para el año 2020.

El malestar generado entre los profesionales y colectivos sanitarios de Osakidetza por las filtraciones de los exámenes en tres especialidades hospitalarias se llevó por delante a la directora general del ente, María Jesús Múgica, quien tuvo que dimitir el pasado 15 de diciembre cinco meses después de desatado el escándalo. Además, Múgica ha sido citada a declarar ante el Tribunal que investiga lo sucedido.

Y es que Osakidetza ha puesto en manos de la Fiscalía y del Ararteko, el Defensor del Pueblo Vasco, los expedientes de ocho oposiciones. En  concreto: Angiología y Cirugía Vascular, Anestesia, Cardiología, Pediatría Hospitalaria, Traumatología, Digestivo, Medicina Intensiva y Urología. Además, se han abierto expedientes disciplinarios a seis jurados de Traumatología y uno en Pediatría Hospitalaria.

Los sindicatos están siendo muy críticos con la gestión que Osakidetza está llevando a cabo en el tema de la OPE. Desde el principio pidieron dimisiones políticas que, en su caso, tardaron en llegar y se llevaron a cabo “forzadas por la presión de las centrales, en ningún caso como reconocimiento de malas prácticas”, subrayan.