Osakidetza justifica el aumento de la lista de espera quirúrgica por el incremento de la demanda


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La espera media para someterse a una operación en Osakidetza se sitúa en los 48,6 días. En junio de este año, el número de personas que esperaban para operarse en el País Vasco ascendía a 18.702, lo que supone un aumento de 849 pacientes respecto al mismo periodo del año pasado. Juan Luis Diego, director general de Osakidetza, y Andoni Arcelay, director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, han presentado los datos de actividad y lista de espera en el Servicio Vasco de Salud durante los seis primeros meses de este año.

El director de Osakidetza ha destacado que, a pesar del continuo incremento de la demanda, motivado por el envejecimiento de la población y la capacidad de operar a más pacientes por el avance de las técnicas anestésicas y quirúrgicas, se ha logrado estabilizar de la lista de espera, debido al incremento de la actividad quirúrgica programada, que ha experimentado un crecimiento del 2,6 por ciento.

Los resultados alcanzados los seis primeros meses del año son “positivos” en opinión de Juan Luis Diego y “demuestran que se debe seguir trabajando en esta dirección, en un Servicio Vasco de Salud de calidad y cercano a la ciudadanía”.

Asimismo, ha puesto en valor la “estabilidad” de las listas de espera y ha explicado que es algo “generalizado”, salvo en las OSI Debabarrena (que ha pasado 43,8 en 2018 a 56,8 días en 2019), Alto Deba (con un aumento de 27,5 días a 41,3) y Uribe (con un incremento de 24 a 54 días).

Listas de espera por especialidades

El Servicio Vasco de Salud ha anunciado también que por especialidades, ha destacado que se da un aumento “discreto” de pacientes en Cirugía General (de 42,3 a 45,7 días) y Traumatología (de 58,6 a 58,7 días). También aumenta la demora media en Oftalmología (de 40,3 a 44,2 días) y Ginecología (de 34,1 a 38,5 días), y desciende en Urología (de 50,9 a 41 días).

Si se analiza la información por territorios se puede ver que Álava ha reducido en medio día la demora media (de 50,7 a 50,2 días), mientras que en Gipuzkoa destaca la disminución de la demora media en la OSI Donostialdea (de 49 a 46 días) y sube “ligeramente” en el resto.

En Bizkaia la demora media se encuentra “estabilizada” con una tendencia a la baja en Cruces y Basurto. Asimismo, el director de Osakidetza ha explicado que en la OSI Uribe la demora ha crecido (de 24 a 54 días) debido al “importante aumento de pacientes, que se ha multiplicado por cuatro en los primeros seis meses” con la apertura gradual de sus servicios.

En la Lista de Espera de Consultas Externas se observa un incremento “moderado” en el número de pacientes (de 87.818 a 91.854) y en la demora media, que es de dos días más, pasando de 30,1 a 32,4 días.

En Pruebas Diagnósticas el director de Osakidetza ha destacado que se observa “estabilidad” en la espera media (que ha pasado de 14,9 a 13,2 días), a pesar del incremento del número de pacientes (de 18.877 a 21.590 pacientes).

Juan Luis Diego ha destacado que, aunque sigue habiendo “margen de mejora”, estos resultados “avalan la gestión que se está haciendo del Servicio Vasco de Salud, que es referente de la atención sanitaria y goza de la confianza de la sociedad vasca”.

Actividad quirúrgica

La actividad quirúrgica programada llevada a cabo en el primer semestre de 2019 ha aumentado en un 2,68 por ciento respecto al semestre anterior con un total de 64.088 intervenciones. Además, se constata un aumento del 3,41 por ciento de las intervenciones realizadas a personas mayores de 65 años (un total de 34.036 en 2019).

Alternativas a la hospitalización tradicional

De forma paralela, Juan Luis Diego ha destacado que se aprecia una tendencia ascendente de las alternativas a la hospitalización tradicional, es decir la hospitalización a domicilio, el hospital de día médico y la cirugía mayor ambulatoria (35.067 intervenciones).

Asimismo, ha señalado que las denominadas PNQ (Procedimientos No Quirúrgicos) y de Alta Complejidad (hemodinámica, radiología intervencionista), mantienen “cierta estabilidad en su volumen, representando técnicas altamente resolutivas”.

Como consecuencia de la mayor demanda, ha aumentado también el número de pruebas complementarias diagnósticas, especialmente las resonancias magnéticas (8,37 por ciento), el TAC (6,90 por ciento) y las endoscopias (6,37 por ciento).

El tiempo de estancia en los hospitales se va reduciendo “progresivamente” y es de 5,39 días (6,14 en 2018). Los reingresos en los 30 días siguientes al alta hospitalaria se mantienen en torno al 6,4 por ciento, un porcentaje “relativamente bajo y equivalente a los que se producían cuando los tiempos de estancia eran mayores”, ha dicho el responsable de Osakidetza.