Osakidetza convocará 176 plazas de AP y 39 de pediatras, cuyos exámenes serán antes de julio


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Gobierno Vasco ha anunciado la convocatoria de una Oferta Pública de Empleo (OPE) de 215 plazas de facultativos de Atención Primaria (AP) y pediatras. Su intención es que los exámenes tengan lugar a lo largo del primer semestre de 2020. El Departamento de Salud de Nekane Murga pone en marcha la OPE aunque todavía no se ha resuelto la adjudicación de las 3.335 plazas de la última convocatoria correspondiente a los años 2016-2017, en las que se detectaron las irregularidades en las pruebas que desembocaron en el cese y la dimisión de la cúpula directiva de Salud, incluido el consejero Jon Darpón.

Con la creación de las 215 plazas de AP, Salud busca reforzar la Atención Primaria de Osakidetza y desactivar el conflicto existente que amenazaba con proseguir las protestas y los paros que se han venido desarrollando en los centros de salud de la red pública vasca.

“La convocatoria responde a la apuesta del Ejecutivo por seguir fortaleciendo la Atención Primaria en Euskadi a través de empleo estable y de calidad”, ha subrayado la responsable de la Sanidad en Euskadi, la cardióloga Nekane Murga.

1083 plazas a lo largo de 2020

En diciembre de 2018, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu acordó la convocatoria de Empleo Público de Empleo en Osakidetza de 1.083 plazas a lo largo del próximo año.

El Servicio Vasco de Salud comenzará con las pruebas de AP. En concreto, saldrán 176 plazas de personal estatutario para médicos de Primaria  y 39 para pediatras  antes del julio y después les seguirán Enfermería y el resto de especialidades.

La intención del Ejecutivo de Gasteiz es que los exámenes estén corregidos y las plazas asignadas antes de que concluya 2020. Las pruebas se elaborarán, para que no se repitan  las irregularidades, según el nuevo modelo de OPE,  “más eficiente, rápido y que evite procesos multitudinarios y que incluirán los mecanismos de control  con el fin de evitar filtraciones”, según han adelantado desde el Gobierno Vasco.

La convocatoria, que se pondrá en marcha en el primer semestre de 2020, será un proceso selectivo exclusivo para profesionales médicos de Medicina de Familia y Comunitaria y Pediatría. Osakidetza ha informado sobre la celebración de estas primeras pruebas de la OPE 2018-2019 a la Comisión de Seguimiento de dicha OPE, integrada por los sindicatos Satse, Sindicato Médico y UGT.

Concurso de traslados interno

Este primer proceso de selección de la Oferta Pública de Empleo 2018/2019 comenzará en los próximos meses con un concurso de traslados interno. Posteriormente, en el primer semestre del próximo año 2020, se realizarán la convocatoria y los exámenes relativos a las categorías de Medicina de Familia y Comunitaria y Medicina Pediátrica. “Un guiño de Salud a este colectivo muy beligerante en los últimos años por la escasez de profesionales en Primaria”, han explicado a EL MÉDICO INTERACTIVO desde distintos colectivos sanitarios.

Osakidetza puso en marcha el pasado mes de febrero la Estrategia de Atención Primaria, que recoge 35 medidas concretas de refuerzo de esta red asistencial. Con el proceso selectivo iniciado ahora se pretende reforzar la estabilidad de la plantilla de médicos de Atención Primaria.

El anuncio de la OPE no ha estado exenta de críticas. En concreto, el sindicato CC.OO. considera que la OPE es una “estrategia de imagen” del Gobierno de Urkullu. La Federación de Sanidad de ese sindicato en Euskadi  ha calificado de “estético” y “publicitario” el anuncio de la consejera de Salud, ya que “esas 215 plazas no acrecientan el número total de plazas que ya tenían previsto convocar” y, por tanto, “se trata más de una medida encaminada a que parezca que se hace algo por la Atención Primaria, que a buscar soluciones reales”.

Del mismo modo, el sindicato ESK sostiene que la convocatoria es “insuficiente” y que para reforzar la Atención Primaria no basta con convocar más plazas y que es “imprescindible” un cambio en las políticas y el “modelo asistencial” que aplica Osakidetza.

La OPE, correspondiente al periodo de 2018-2019, no será la única que tiene previsto convocar el Departamento de Salud. Y es que en los dos próximos años su objetivo es sacar a concurso público otras 700 plazas de personal estatutario hasta alcanzar las 5.000 previstas en esta etapa.