ONUSIDA da la bienvenida a las nuevas evidencias de que la terapia antirretroviral detiene la transmisión del VIH


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

ONUSIDA ha dado la bienvenida a los resultados del estudio PARTNER, que incluyó a casi 1.000 parejas homosexuales en las que un individuo tenía el VIH y el otro no, mostrando que la transmisión del VIH no se produce cuando una persona infectada por el virus recibe una terapia antirretroviral efectiva.

"Esta es una excelente noticia. Las personas que viven con el VIH ahora tienen la confirmación de que no son infecciosas, siempre que reciban tratamiento con regularidad y sean suprimidos de forma viral. Esto proporciona un mensaje fuerte y positivo que ayudará a reducir el estigma en torno al VIH y mejorará la autoestima y la confianza en sí mismo de las personas que viven con VIH", ha declarado el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

Al final del estudio de ocho años, 15 personas se infectaron con el VIH, si bien la detección de virus mostró que ninguna de las nuevas infecciones estaba relacionada con las parejas VIH positivas en el estudio, sino que procedía de una pareja sexual fuera de la pareja. Los investigadores estiman que dentro del estudio, que tuvo lugar en 14 países europeos, se evitaron alrededor de 472 transmisiones de VIH durante los ocho años.

Por todo ello, ONUSIDA espera que los resultados alienten a más personas a hacerse la prueba del VIH temprano y a recibir un tratamiento eficaz, recordando que en los últimos años ha habido una gran escalada en el despliegue y la adopción de la terapia antirretroviral.

En 2017, de los 36,9 millones de personas que vivían con el VIH, el 59% tuvieron acceso a tratamiento y el 47% suprimieron el virus. No obstante, la organización avisa de que se requieren esfuerzos concertados para garantizar que todas las personas que viven con el VIH tengan acceso y se adhieran a una terapia antirretroviral eficaz.

Una gran proporción de la transmisión del VIH todavía ocurre antes de que las personas conozcan su estado de VIH. El riesgo de transmisión del VIH es mayor en las semanas y meses inmediatamente después de la infección, cuando la carga viral es alta y la persona que ha contraído el virus es poco probable que conozca estar infectada, no está en tratamiento y no hay supresión viral.

"Esto demuestra la importancia crítica de continuar con los esfuerzos de prevención del VIH, incluido el uso de preservativos y la profilaxis previa a la exposición”, concluye ONUSIDA.