OMS: la falta de nuevos antibióticos amenaza los esfuerzos mundiales por contener las infecciones farmacorresistentes

  • World Health Organization
  • World Health Organization
  • 17 ene. 2020

  • de Priscilla Lynch
  • Medical News
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que el descenso de la inversión privada y la falta de innovación en el desarrollo de nuevos antibióticos están socavando los esfuerzos por combatir las infecciones farmacorresistentes.

La OMS revela en dos nuevos informes la debilidad de los antibióticos en desarrollo. Los 60 productos en desarrollo (50 antibióticos y 10 biofármacos) aportan escaso beneficio en relación con los tratamientos ya existentes; solo 32 de los posibles antibióticos tiene como objetivo algunos de los patógenos prioritarios para la OMS y muy pocos (dos) tienen como objetivo bacterias gramnegativas.

Aunque los productos en fase de desarrollo preclínico muestran más innovación y diversidad (hay 252 agentes en desarrollo para el tratamiento de patógenos prioritarios para la OMS), estos productos se encuentran todavía en las etapas incipientes.

Los informes también destacan una omisión preocupante en la actividad contra la NDM-1 (metalo-β-lactamasa 1 de Nueva Delhi) muy resistente, contra la cual solo están desarrollándose tres antibióticos.

El conjunto de agentes antibacterianos en fase de desarrollo para el tratamiento de la tuberculosis y de Clostridium difficile es, sin embargo, más prometedor.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó: «Nunca antes han sido la amenaza de la resistencia antimicrobiana más inmediata y la necesidad de soluciones más urgente.

Existen numerosas iniciativas en marcha para reducir la resistencia, pero también necesitamos que los países y la industria farmacéutica respondan al reto y contribuyan con financiación sostenible y nuevos medicamentos innovadores».

Desde la OMS se explicó que la investigación y el desarrollo de antibióticos están ahora principalmente impulsados por empresas de pequeño o mediano tamaño, a medida que las grandes empresas farmacéuticas abandonan el campo.