Obesidad, nuevo fármaco tan eficaz como la cirugía bariátrica

  • Elena Riboldi

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

En un estudio de 72 semanas en pacientes obesos, la administración de tirzepatida durante una sola semana dio lugar a una reducción constante del peso corporal. El tratamiento fue bien tolerado y los efectos adversos, principalmente gastrointestinales, fueron de leves a moderados en la mayoría de los casos.

Un artículo que acaba de publicarse en el New England Journal of Medicine informa de los resultados extremadamente favorables de un estudio de fase 3 en el que se prueba un nuevo medicamento contra la obesidad. El estudio SURMOUNT-1, patrocinado por Eli Lilly, muestra que los pacientes obesos tratados con tirzepatida una vez a la semana durante 72 semanas perdieron una media de más del 15 % de su peso corporal. Los pacientes también obtienen beneficios cardiometabólicos sin experimentar ningún acontecimiento adverso importante. El nuevo fármaco podría representar una alternativa a la cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad.

En el estudio doble ciego participaron 2.539 adultos con un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 30. Los participantes fueron aleatorizados (1:1:1) para recibir tirzepatida subcutánea (5, 10 o 15 mg) o placebo una vez por semana durante 72 semanas. Los criterios de valoración primarios (cofinanciados) fueron el cambio en el peso corporal con respecto al valor inicial y una reducción de peso ≥5 %.

El efecto de la tirzepatida es dependiente de la dosis: el cambio porcentual medio en el peso corporal fue de -15,0 % (IC 95 %: -15,9 a -14,2) con dosis de 5 mg, -19,5 % (IC 95 %: -20,4 a -18,5) con dosis de 10 mg, -20,9 % (IC 95 %: -21,8 a -19,9) con dosis de 15 mg. En comparación, los participantes que habían recibido placebo tuvieron un cambio medio de -3,1 % (IC 95 %: -4,3 a -1,9).

El porcentaje de participantes que habían perdido al menos un 5 % de peso corporal fue del 85 %, 89 % y 91 % con 5, 10 y 15 mg por semana de tirzepatida, respectivamente. Más de la mitad de los pacientes tratados con las dos dosis más altas de tirzepatida habían perdido el 20 % o más de su peso inicial. Además, el tratamiento con tirzepatida produjo una reducción del perímetro de la cintura, una disminución de la presión arterial sistólica y diastólica y un descenso de los niveles de lípidos, insulina en ayunas y hemoglobina glicosilada.

El tratamiento fue bien tolerado, y solo el 4,3 % (5 mg), el 7,1 % (10 mg) y el 6,2 % de los participantes interrumpieron el tratamiento por efectos adversos. Los más frecuentes fueron de naturaleza gastrointestinal (náuseas, diarrea, estreñimiento) y de intensidad entre leve y moderada, y se produjeron principalmente durante el periodo de escalada de dosis de 20 semanas.

"Sorprendentemente, la magnitud de la pérdida de peso con tirzepatida fue similar a la del bypass gástrico, lo que aumenta el potencial de los enfoques médicos alternativos para tratar la obesidad", comentaron Clifford J. Rosen, de la Universidad Tufts de Boston, y Julie R. Ingelfinger, del Instituto de Investigación del Centro Médico de Maine, señalando que hasta la fecha la cirugía ha demostrado ser el tratamiento más eficaz, pero subrayando que faltan datos sobre las complicaciones a largo plazo, sobre todo cuando se opera a los jóvenes. Un aspecto importante que requiere más investigación es el efecto de la tirzepatida sobre la salud cardiometabólica, especialmente si se tiene en cuenta que el estudio tuvo una duración bastante corta y que incluyó una cohorte relativamente joven sin un riesgo especialmente elevado de enfermedad cadiovascular.