Nuevos protocolos de actuación de transfusión masiva mejoran el pronóstico del paciente crítico sangrante


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Nuevos protocolos de actuación de transfusión masiva han permitido mantener una situación adecuada para el paciente crítico sangrante y así mejorar su pronóstico, según han asegurado expertos en el marco del LIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), celebrado en Palma de Mallorca.

De este modo, han explicado como hace unos años nacía el Patient Blood Management (PBM), un concepto multidisciplinario que se centra principalmente en la seguridad del paciente evitando o tratando la anemia, minimizando la pérdida de sangre y el sangrado, y optimizando la reserva fisiológica ante la anemia. "Los estudios han demostrado que esta estrategia integral reduce significativamente el uso de productos sanguíneos alogénicos y, por lo tanto, reduce sus efectos adversos en el resultado del paciente", han asegurado en el congreso.

En la actualidad se han implementado en todos los centros los protocolos de transfusión masiva, "lo que ha permitido mantener una situación adecuada para el paciente crítico y esto se traduce en una mayor seguridad clínica para el paciente".

La implementación del PBM "está en un punto muy inicial en las UCI españolas. Realmente no hay una buena política de actuación a este respecto y es una pena", ha comentado Manual Quintana, miembro del Grupo de Trabajo de Hemoderivados (GHT) de la SEMICYUC. Pero, "desde el GHT estamos trabajando para su implementación, y para ello hemos empezado con actividades formativas". Para este especialista, la clave de todo cambio cultural, como lo es la gestión del paciente sangrante, requiere formación.