Nuevos fármacos podrían prevenir la anafilaxis en personas con alergias a alimentos y medicamentos (J Clin Invest)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo estudio de Northwestern Medicine (Estados Unidos) sugiere la posibilidad de desarrollar un fármaco dirigido a prevenir la anafilaxis leve o que pueda comprometer la vida, sin importar la causa.

Los medicamentos utilizados en sus investigaciones son inhibidores de la tirosina quinasa de Bruton (BTK), que se encuentra en las células, incluyendo los mastocitos, las células primarias que reaccionan durante las reacciones alérgicas. La razón por la que los inhibidores de la BTK bloquean tales reacciones es que al inhibir dicha enzima los alérgenos no pueden desencadenar la acción de los mastocitos.

El estudio utilizó tres inhibidores de la BTK diferentes, que bloquearon las reacciones alérgicas cuando se probaron en mastocitos humanos en el laboratorio. Además, el estudio utilizó un medicamento oral aprobado por la FDA de Estados Unidos que redujo o previno con éxito las reacciones alérgicas, incluidas las reacciones anafilácticas graves y potencialmente mortales, en un nuevo modelo humanizado de anafilaxia en ratones. Los órganos del ratón contenían células humanas trasplantadas que, a lo largo de varios meses, maduraron hasta convertirse en mastocitos humanos.

"Este sería el primer tratamiento conocido para prevenir la anafilaxia, aparte de evitar el alérgeno. Los resultados podrían allanar el camino para que en el futuro se realicen ensayos clínicos en humanos de estos medicamentos orales, que se utilizarán como tratamiento preventivo para evitar reacciones alérgicas graves", explica Bruce Bochner, autor principal del trabajo, que se ha publicado en el Journal of Clinical Investigation.