Nuevos conocimientos sobre el desarrollo de la enfermedad de Huntington (J Huntingtons Dis)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles (Estados Unidos), que ha utilizado células madre pluripotentes, ha avanzado en la comprensión de cómo se desarrolla la enfermedad de Huntington y puede ayudar a allanar el camino para identificar nuevas dianas terapéuticas.

La enfermedad de Huntington está causada por la expansión de una serie repetida en el gen de la huntingtina, que da como resultado una proteína con una secuencia de poliglutaminas anormalmente larga. Las personas con entre 36 y 40 repeticiones tienen una forma menos severa, con aparición posterior y progresión más lenta. Tradicionalmente, se considera que la enfermedad de Huntington es un trastorno neurodegenerativo de aparición en adultos, pero un pequeño número de pacientes es portador de más de 60 repeticiones, lo que provoca una forma grave que se manifiesta a temprana edad.

La enfermedad está caracterizada por la atrofia de ciertas regiones del cerebro que causa la descomposición progresiva de las células nerviosas. Los pacientes con enfermedad de Huntington experimentan cambios de comportamiento y movimientos incontrolados. Los síntomas incluyen cambios de personalidad, cambios de humor y depresión, olvido y deterioro del juicio, así como marcha inestable y movimientos involuntarios. Cada hijo de un padre con enfermedad de Huntington tiene un 50% de probabilidades de heredar el gen. Los pacientes generalmente sobreviven de 10 a 20 años después del diagnóstico.

Los investigadores utilizaron células madre pluripotentes inducidas (iPS) utilizando cinco líneas celulares generadas a partir de la enfermedad de Huntington juvenil y cinco controles para modelar el desarrollo de la región del cerebro más afectada por la enfermedad. Utilizando inmunocitoquímica y cuantificación estereológica, estudiaron la diferenciación de las iPS humanas hacia el striatum y su caracterización.

Hubo un claro retraso en el desarrollo de la aparición de la enfermedad de Huntington de iPSC juvenil, caracterizada por un mayor porcentaje de células progenitoras neuronales que expresan la nestina a los 42 días de diferenciación. La nestina es un marcador neuronal progenitor que se expresa a través del desarrollo del sistema nervioso central. Se demostró una inversión parcial de este fenotipo utilizando moléculas pequeñas u oligonucleótidos antisentido.

"Este estudio proporciona evidencia para apoyar la hipótesis del fenotipo de desarrollo retardado en el estriado de pacientes con enfermedad de Huntington de inicio juvenil. Después de diferenciar hacia el destino estriatal, los cultivos juveniles de enfermedad Huntington mostraron un porcentaje significativamente mayor de células positivas para la nestina", explican los responsables de este trabajo, publicado en el Journal of Huntington's Disease.