Nuevo tratamiento para la esquizofrenia en el horizonte

  • Heather Mason
  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los fármacos habituales tienen escaso efecto sobre los síntomas cognitivos y negativos de la esquizofrenia, que afectan sustancialmente al funcionamiento. La emraclidina es un nuevo modulador alostérico del receptor muscarínico M4 altamente selectivo que ha mostrado un perfil de efectos secundarios favorable en un ensayo clínico de fase 1.

El estudio constó de dos partes e incluyó un total de 130 pacientes. En la parte A, los participantes con esquizofrenia estable recibieron dosis orales ascendentes de emraclidina 5-40 mg o placebo. En la parte B, los participantes recibieron emraclidina 30 mg una vez al día, emraclidina 20 mg dos veces al día o placebo durante seis semanas.

En la parte A, no se produjeron acontecimientos adversos graves ni muertes. Las dos dosis más altas probadas se investigaron más a fondo en la parte B, que incluyó a pacientes con esquizofrenia que presentaban una exacerbación aguda de los síntomas psicóticos.

La administración de emraclidina se asoció a aumentos transitorios, modestos y asintomáticos de la frecuencia cardiaca y la presión arterial que disminuyeron con el tiempo y no se consideraron clínicamente significativos frente al placebo tras seis semanas de tratamiento. En comparación con el placebo, la emraclidina produjo mejoras clínicamente significativas de los síntomas.

Estos resultados demuestran que una dosis diaria de emraclidina tiene potencial para controlar los síntomas psicóticos y negativos agudos en pacientes con esquizofrenia.

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis.com