Nuevo método eficaz para diagnosticar la enfermedad intestinal inflamatoria (J Nuclear Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La inflamación en la enfermedad intestinal inflamatoria (EII) se puede diagnosticar de forma rápida y precisa usando un nuevo tipo de escáner de medicina nuclear, conocido como tomografía por emisión de inmuno-positrones (Inmuno-PET), según una nueva investigación publicada en el Journal of Nuclear Medicine.

Mediante Inmuno-PET, que obtiene imágenes de anticuerpos monoclonales dirigidos contra marcadores celulares innatos específicos, los investigadores pudieron evaluar eficazmente la EII en modelos de ratones. Además, este nuevo método tiene un alto potencial para el diagnóstico teranóstico y el tratamiento de precisión de la EII y otras enfermedades inflamatorias.

"El diagnóstico de la EII depende en gran medida de la endoscopia, que es invasiva y no proporciona información en tiempo real sobre el papel de los mediadores específicos y los objetivos de los fármacos. Es necesario desarrollar herramientas menos invasivas. Esto es particularmente relevante cuando el área de inflamación está fuera del alcance del endoscopio, como en regiones de difícil acceso del intestino delgado, y en poblaciones de pacientes pediátricos y hemofílicos", asegura el autor principal del trabajo, Patrick A. Hughes, de la Universidad de Adelaida (Australia).

La activación del sistema inmunológico innato está íntimamente ligada a la inflamación en la EII. Las células inmunitarias innatas están marcadas por el receptor de la superficie celular CD11b, y secretan IL-1B para generar respuestas inmunitarias. En el estudio, los autores compararon la capacidad de Inmuno-PET con anticuerpos conjugados con 89Zr contra IL-1B y CD11b frente a la capacidad de la PET 18F-FDG y la resonancia magnética para detectar la inflamación en ratones con colitis ulcerosa.

Para evaluar los métodos, los ratones fueron examinados diariamente en busca de signos. Los sanos fueron emparejados por edad y peso con los colíticos, y se hicieron comparaciones con respecto a la pérdida de peso corporal, el acortamiento del colon y la permeabilidad de la barrera epitelial. Los investigadores entonces midieron los niveles de IL-1B y la concentración de CD11b, determinando que los ratones colíticos tenían aumentos en estos mediadores inmunes innatos. En su trabajo, Inmuno-PET fue más eficaz en su medición.