Nueva prueba para medir los niveles de glucosa en sangre sin necesidad de pinchazos (Anal Bioanal Chem)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han desarrollado una nueva tecnología para controlar los niveles de glucosa en la sangre sin agujas ni pinchazos en los dedos. Los primeros resultados de la evaluación realizada por el MIT y la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri muestran que la tecnología no invasiva mide los niveles de glucosa en la sangre tan eficazmente como una prueba de pinchazo en el dedo, pero sin necesidad extraer sangre.

En su estudio, publicado en Analytical and Bioanalytical Chemistry, midieron los niveles de glucosa en sangre de 20 adultos sanos y no diabéticos antes de tomar una bebida rica en glucosa. Los niveles de glucosa en sangre se midieron en intervalos durante los siguientes 160 minutos utilizando tres métodos: espectroscopia, prueba de sangre intravenosa y pinchazo en el dedo.

Las pruebas están diseñadas para determinar cuánta glucosa permanece en la sangre y si los mecanismos de regulación de la insulina de un paciente funcionan correctamente. Los investigadores encontraron que la espectroscopía predecía los valores de glucosa con la misma precisión que una prueba de pinchazo en el dedo.

"Actualmente, los niveles de glucosa en la sangre se analizan mediante punción en el dedo o por vía intravenosa. El enfoque que estudiamos no es invasivo y utiliza un láser para controlar los niveles de glucosa en la piel -explica la autora Anandhi Upendran-. Con la diabetes en aumento, el desarrollo de un método alternativo preciso, eficiente y económico para evaluar los niveles de glucosa en la sangre es una necesidad clínica urgente".

El dispositivo utiliza una técnica llamada espectroscopía Raman para medir la composición química de la piel y extraer la cantidad de glucosa de otros compartimentos de la piel. Un cable de fibra óptica unido a una pulsera pasa la luz láser a la piel para detectar diferentes componentes en la piel, como el tejido graso, las proteínas, el colágeno y las moléculas de glucosa. Los cambios en las longitudes de onda asociadas con la glucosa presente en la sangre crean una especie de huella digital molecular que se puede usar para determinar los niveles de glucosa.

"Esta es una tecnología en la que hemos sido pioneros durante más de 20 años -Jeon Woong Kang, coautor del estudio-. Sabemos que las pruebas manuales de punción cutánea no siempre son precisas y pueden ser incómodas para los pacientes. El gold standard es la prueba de sangre por vía intravenosa, pero la extracción de sangre frecuente puede no ser una opción para muchos pacientes. Nos complace descubrir que nuestros resultados iniciales muestran que la espectroscopía Raman puede medir los niveles de glucosa que son comparables a los dispositivos de punción digital. Esperamos poder refinar este método para que sea un sensor de monitorización continuo de glucosa no invasivo".

Con más pruebas, los investigadores esperan que la espectroscopia pueda convertirse en un método alternativo para evaluar los niveles de glucosa en pacientes en entornos de atención clínica que no son capaces de realizar extracciones de sangre frecuentes y, un día, en otros entornos a medida que la tecnología se vuelve más pequeña y portátil. Los estudios futuros examinarán la precisión de la tecnología en pacientes con diabetes.