Niveles moderadamente elevados de colesterol LDL en personas sanas también incrementan el riesgo de muerte cardiovascular (Circulation)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los adultos que no controlan sus niveles de colesterol LDL tienen más probabilidades de morir prematuramente por enfermedad cardiovascular, según el estudio publicado en Circulation, llevado a cabo por el Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas (Estados Unidos).

En comparación con personas con niveles muy bajos de colesterol LDL, por debajo de 100 mg/dl, las personas con niveles de colesterol LDL entre 100 y 159 mg/dl tienen un 30-40% más de riesgo de morir de enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, con niveles de mg/dl, de 160 a 189 mg/dl, las personas presentan un riesgo un 90% mayor de muerte por causas cardiovasculares. Los niveles de colesterol LDL de al menos 190 mg/dl , que es donde las pautas sugieren el uso de estatinas incluso para personas sanas, se asocian a un riesgo un 70% mayor.

En comparación con las personas con niveles de colesterol LDL inferiores a 100 mg/dl, las personas con valores de 100 a 129 mg/dl murieron de enfermedad cardiovascular aproximadamente 1,8 años antes, y las personas con colesterol LDL de 160 mg/dl o más fallecieron unos 4 años antes, calculan los investigadores.

"Las intervenciones de estilo de vida, como evitar las dietas ricas en ácidos grasos saturados y grasas trans, aumentar la ingesta de fibra, mantener el peso ideal y participar en actividades aeróbicas regulares pueden reducir el colesterol LDL se han asociado a mejores resultados cardiovasculares", ha declarado el autor principal del estudio, Shuaib Abdullah,.

En aquellas personas en las que el colesterol LDL "permanece elevado a pesar de estas intervenciones, se pueden considera el tratamiento con estatinas", señala Abdullah, quien junto con su equipo examinó datos de 36.375 adultos sin antecedentes de enfermedad cardiaca o diabetes y un bajo riesgo de 10 años para eventos como infartos de miocardio o ictus.

Según han apuntado los investigadores, prescribir estatinas o medicamentos para reducir el colesterol a personas sanas con bajo riesgo de muerte cardiovascular ha sido un tema controvertido, ya que estos medicamentos se analizaron principalmente en grupos de riesgo intermedio y alto.

Sin embargo, la investigación hasta la fecha no ha ofrecido una imagen clara de si las estatinas pueden ayudar a las personas más jóvenes y sanas a vivir más tiempo.