Niveles elevados de glucosa en sangre pueden explicar por qué algunos pacientes con gripe desarrollan síntomas graves (Sci Adv)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Al aumentar el metabolismo de la glucosa, la gripe A puede desencadenar una tormenta de citoquinas, una respuesta inmunitaria excesiva que puede conducir a la hospitalización o incluso la muerte, según un nuevo estudio publicado en Science Advances.

A medida que la nueva pandemia de COVID-19 se extiendo por el mundo, Qiming Wang, de la Universidad del Sur de California (Estados Unidos) y colegas han comenzado a investigar por separado, y completamente aparte de este estudio, cómo el metabolismo de la glucosa puede afectar a los pacientes con COVID-19.

"Creemos que el metabolismo de la glucosa contribuye a varios resultados de COVID-19, ya que tanto la gripe como la COVID-19 pueden inducir una tormenta de citoquinas, y dado que los pacientes con diabetes y COVID-19 han mostrado una mayor mortalidad", señala Shi Liu, investigador del estudio.

En general, los mecanismos que promueven la tormenta de citoquinas, haciendo que algunas personas sufran más de gripe A (y, tal vez más de COVID-19) que otras, siguen siendo un misterio. Aunque se sabe que el metabolismo de la glucosa y las redes de señales de citoquinas inflamatorias evolucionaron juntas, no está claro si interactúan durante la infección de la gripe.

Para saber si el metabolismo de la glucosa está relacionado con la respuesta inmunitaria espontánea provocada por la gripe A, Wang y su equipo examinaron los niveles de glucosa en sangre y la producción de citoquinas en ratones con gripe, y descubrieron que los tratados con glucosamina producían niveles significativamente más elevados de citoquinas y quimioquinas inflamatorias que los ratones que no recibían glucosamina.

Además, analizaron los niveles de glucosa en muestras de sangre de pacientes diagnosticados de gripe A y de pacientes sanos que se recogieron de voluntarios durante exámenes físicos en dos hospitales de la Universidad de Wuhan entre 2017 y 2019. Determinaron que la vía de biosíntesis de la hexosamina, que metaboliza una pequeña porción de glucosa, desempeña un papel esencial en las tormentas de citoquinas desencadenadas por el virus de la gripe.