Niveles bajos de vitamina K aumentan el riesgo de mortalidad en personas mayores (Am J Clin Nutr)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los niveles bajos de vitamina K, nutriente que se encuentra en las verduras de hoja verde y los aceites vegetales, aumentan el riesgo de mortalidad en personas mayores, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Tufts (Estados Unidos) que ha sido publicado en el American Journal of Clinical Nutrition.

En el metaanálisis, que involucró a casi 4.000 estadounidenses de 54 a 76 años, se clasificaron a los participantes de acuerdo a sus niveles sanguíneos de vitamina K. Posteriormente, los autores compararon el riesgo de enfermedad cardiaca y el riesgo de muerte en las categorías durante aproximadamente 13 años de seguimiento.

Los resultados no mostraron asociaciones significativas entre los niveles de vitamina K y las enfermedades cardiacas. Sin embargo, las personas con los niveles más bajos de vitamina K tuvieron 19% más riesgo de muerte, en comparación con las personas con niveles de vitamina K que reflejaban una ingesta adecuada de la vitamina.

"La posibilidad de que la vitamina K esté relacionada con la enfermedad cardiaca y la mortalidad se basa en nuestro conocimiento sobre las proteínas en el tejido vascular que requieren vitamina K para funcionar. Estas proteínas ayudan a prevenir la acumulación de calcio en las paredes de las arterias, y sin suficiente vitamina K, son menos funcionales", explican los autores.

Si bien este estudio se suma a la evidencia existente de que la vitamina K puede tener beneficios protectores para la salud, los investigadores han reconocido que no pueden establecer una relación causal entre los bajos niveles de vitamina K y el riesgo de muerte, porque se trata de un estudio observacional.