Navarra ofrece cada vez más peso a la Atención Primaria


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Ya lo comentó la presidenta, la socialista María Chivite y su consejera de Salud, Santos Induráin, al acceder al Gobierno, que una de las prioridades en las que trabajaría su departamento sería la Atención Primaria.

Y la promesa se ha cumplido, ya que Salud del Gobierno foral de Navarra en su anteproyecto de presupuestos para 2020 -que asciende a algo más de 1.162,3 millones de euros- contempla un 7% más  a la AP. Su intención, según han señalado, es otorgar cada vez más peso a la AP, la puerta de entrada al sistema de salud navarro.

El peso de Salud roza el 25% del total del presupuesto de la comunidad foral. En este apartado hacen especial hincapié en la necesidad de invertir en infraestructuras, así como en salud pública y laboral, estas últimas también son dos de las grandes apuestas en los presupuestos, ya que incluyen notables mejoras para los profesionales del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, que desde la anterior legislatura vienen realizando importantes movilizaciones en defensa de sus derechos laborales, derechos que no han logrado recuperar desde la crisis”, han explica a EL MÉDICO INTERACTIVO facultativos de Osasunbidea.

El mayor incremento interanual desde 2016

El anteproyecto del presupuesto del Departamento de Salud para 2020 asciende a 1.162,3 millones de euros, un 6,96 por ciento más que el presupuesto de 2019 (1.086,6 millones de euros), lo que en términos porcentuales supone el mayor incremento interanual desde 2015, ya que en 2016 fue de un 5,89 por ciento, de un 6 por ciento en 2017, de un 1,17 por ciento en 2018 y de un 2,52 por ciento en 2019.

Los responsables sanitarios han ido detallando el gasto que tienen previsto para la AP. Así, con respecto al 2019, crecerá del 3,2% frente a la atención hospitalaria que crece un 2,1 por ciento.

Además, dentro del Plan de Acción de Salud Laboral, “se incide especialmente en la prevención de accidentes, tanto con un trabajo directo con las empresas y otros departamentos como de sensibilización a la población”, ha resaltado el Ejecutivo foral.

El Servicio Navarro de Salud se lleva la mayor parte

El Servicio Navarro de Salud es quien se lleva la parte más importante del anteproyecto de presupuestos con 1.125,52 millones de euros, con un crecimiento con respecto al presupuesto inicial de 2019 de un 7,06 por ciento y del 4,61 por ciento con respecto al cierre previsto. Dentro de este bloque, el apartado de ‘personal’ se eleva a 580,39 millones de euros, representando el 51,57 por ciento del gasto del SNS-O.

Para los ‘gastos corrientes en bienes y servicios’ se van a destinar 356,14 millones de euros, lo que representa el 31,34 por ciento del gasto del SNS-O, un 6,15 por ciento más que el presupuesto inicial para 2019.

10 minutos para médico en consulta en febrero

La apuesta por la AP de Santos Induráin no se queda solo en palabras. Por ello, Salud del Gobierno foral y el Sindicato Médico tienen firmado un acuerdo que permite “mejorar las condiciones laborales” del colectivo medico navarro, lo que ambas partes entienden como “un punto de partida” para negociar un próximo acuerdo que cierre el conflicto que ha supuesto la convocatoria de distintas huelgas en los últimos meses.

El acuerdo contiene mejoras tanto en el ámbito organizativo como en el económico y es un primer paso para afrontar nuevas negociaciones sobre temas de calado como retribuciones o plazas de difícil cobertura, temas que se deberán negociar y acordar durante el primer semestre del nuevo año.

Entre las medidas previstas en este primer acuerdo se incluyen las encaminadas a aumentar los tiempos de consulta en Atención Primaria, tales como fijar cupos máximos de TIS en Primaria, o aumentar el tiempo de atención al paciente (un mínimo de 10 minutos en febrero y de 12 minutos en octubre).

Otro segundo bloque de medidas tiene que ver con las condiciones de profesionales, como la mejora de las condiciones y compensaciones por actividad complementaria y extraordinaria, la priorización de profesionales sanitarios en general y médicos en particular en las próximas OPE; la mejora de las condiciones y duración de los contratos, o la facilitación de la exención de guardias para profesionales mayores de 55 años.

Un tercer bloque está relacionado con la participación y el reconocimiento de profesionales e incluye mayor autonomía en la gestión de las agendas, compensaciones para las tutorías MIR, medidas de facilitación de la vida familiar y la creación inmediata de grupos de trabajo mixtos para abordar los problemas identificados tanto en Atención Primaria como en el ámbito hospitalario.

Además, el Departamento de Salud se compromete por escrito a mejorar las retribuciones del colectivo médico dentro del marco competencial y legal vigente.